En un universo de dispositivos Android en el que grandes gigantes han ido quedando en el olvido, Samsung sigue siendo uno de los referentes del sector. Y su nuevo smartphone de gama media, el Samsung Galaxy M30s, viene para luchar por el título de super ventas.

Para ello en Samsung han tenido en cuenta la dura competencia que existe en dicha gama y ha dotado al nuevo Galaxy M30s de los ingredientes necesarios. Convirtiéndolo en un posible candidato a rey de la gama media o al menos posicionarse como uno de los dispositivos a recomendar con los ojos cerrados.

Características del Samsung Galaxy M30s

Haciendo un pequeño repaso por las especificaciones del nuevo Samsung Galaxy M30s podemos observar aspectos realmente interesantes. Los cuáles son determinantes para tener ese elemento diferenciador que lo hará destacar entre sus rivales.

  • Cuerpo
    • Dimensiones: 159 x 75.1 x 8.9 mm
    • Peso: 188 gramos
    • Colores
      • Blanco perla
      • Azul zafiro
      • Negro ópalo
  • Pantalla
    • Tipo: SuperAMOLED
    • Tamaño: 6.4 pulgadas | 19,5:9
    • Resolución: 2340 x 1080
  • Características principales
    • Procesador: Samsung Exynos 9611
      • 4 x 2.3 GHz @ Cortex-A73
      • 4 x 1.7 GHz @ Cortex-A53
    • GPU: Mali-G72 MP3
    • Sistema operativo: OneUI 1.5 basado en Android 9
  • Memoria
    • Interna:
      • 64GB + 4GB RAM
      • 128GB + 6GB RAM
    • MicroSD: Hasta 1TB
  • Cámaras
    • Trasera:
      • Principal: 48 MPX f/2.0 PDAF
      • Ultra angular: 8 MPX f/2.2
      • Sensor de profundidad: 5MPX f/2.2
    • Delantera: 16 MPX f/2.0
  • Sensores
    • WiFi 802.11ac
    • Bluetooth 5.0
    • Radio FM
    • Toma de auriculares
    • A-GPS | GLONASS
    • USB 2.0 Tipo C
  • Batería
    • 6000 mAh Li-Po
    • Carga rápida: Si @ 15W

Para hacerse notar en una de las gamas más reñidas dentro del universo de Android, el Samsung Galaxy M30s llega basado en tres pilares principalmente. Una pantalla de 6.4 pulgadas Super AMOLED, una propuesta fotográfica compuesta por un sensor principal de 48 megapíxeles y un ultra gran angular.

Sin olvidarnos del as que tiene guardado bajo su carcasa, una batería de nada más y nada menos que 6000 mAh unido a la tecnología de carga rápida. Algo que nos proporcionará unas cifras, sobre el papel al menos, de autonomía impresionantes. Por lo que sobre la teoría, potencial tiene este nuevo Samsung Galaxy.

Sencillez y practicidad en su diseño

Una vez que hemos sacado de la caja el nuevo Samsung Galaxy M30s y lo tenemos en nuestras manos, nos damos cuenta que estamos ante un smartphone que ha apostado sobre seguro. Lejos de usar materiales delicados o poco asequibles, como puede ser el metal o el cristal, tenemos una construcción en plástico.

Quizá sea el elemento en el que más se note que Samsung ha querido ahorrar costes en el desarrollo del nuevo Galaxy M30s. A diferencia de alguno de sus rivales, en el dispositivo de Samsung notamos que el material elegido está al nivel mínimo exigible para cumplir. No es de mala calidad, pero tampoco transmite la sensación de ser de gran calidad, quedándose en la neutralidad.

Sencillez y practicidad en su diseño

Para compensarlo en Samsung han decidido dotar de dicha trasera de un gradiente de color, en nuestra unidad de pruebas un azul verdoso que de nuevo se queda un poco en la indiferencia. Obviamente estamos ante el apartado en el que el nuevo Samsung Galaxy M30s muestra sus flaquezas. Ya tendrá tiempo para sorprendernos ¿o no?

Si hacemos nuestro habitual recorrido por el teléfono, en el borde superior encontraremos únicamente el micrófono de cancelación de ruido. Dejando el borde inferior para el puerto USB tipo C, el único altavoz con el que cuenta el smartphone, el micrófono de llamada y la toma de auriculares.

El nuevo Samsung Galaxy M30s dispone de USB tipo C y toma de auriculares

Los bordes laterales quedan reservados para la bandeja de la SIM + microSD a la izquierda y en la derecha los botones de volumen junto con el de encendido. Dichos botones cuentan con un acabado listo y cuyo funcionamiento podemos denominar como correctos.

El panel delantero está dominado por la pantalla de 6.4 pulgadas con una relación de aspecto 19,5:9 que Samsung denomina como Infinity U Display, por la presencia de un notch en forma de gota en la zona superior de la misma. Ya en el panel trasero encontraremos el lector de huellas, el cual a veces es un poco perezoso.

El lector de huellas se encuentra en la trasera a pesar de disponer de pantalla AMOLED

Poniendo el foco en la zona superior izquierda, encontraremos los tres sensores de la cámara trasera junto al flash led. Todo ello delimitado en un diseño que recuerda al usado en el Pixel 4 o el iPhone 11 pero de formato rectangular. Una línea de diseño que parece que Samsung va a popularizar en el resto de sus gamas.

Haciendo un pequeño resumen, el nuevo Samsung Galaxy M30s no ganará ningún premio de diseño, aunque tampoco sea ese su principal objetivo. Posicionándose como un smartphone con un diseño sencillo, discreto y práctico, al renunciar a materiales delicados de los que debamos preocuparnos.

Potencia eficiente de la mano de Exynos

Una vez hemos hablado del exterior del nuevo Samsung Galaxy M30s, es hora de pasar al interior. Aquí es donde empezamos a encontrarnos con los toques de brillantez con los que Samsung ha dotado a su nuevo Galaxy. Cuya pieza principal es el Samsung Exynos 9611, la evolución del procesador que encontrábamos en modelos como el Galaxy A50.

Encontrándonos así un desempeño igual o mejor que el visto en generaciones anteriores. La fluidez y velocidad de respuesta es innegable en el Galaxy M30s, ejecutando sin despeinarse todo lo que le hemos pedido. Una fluidez en la que también influye el buen trabajo realizado por Samsung en OneUI.

Potencia eficiente de la mano de Exynos

Como es habitual, hemos sometido al nuevo Samsung Galaxy M30s a nuestra batería de pruebas, enfrentándolo a los juegos más exigentes. Títulos como Asphalt 9, Shadowgun Legends o Honkai Impact 3rd se mueven de manera fluida y sin bajones de frames aparentes. Ofreciendo una experiencia de juego realmente satisfactoria.

Junto al solvente Exynos encontramos completando el conjunto 4GB de RAM y 64GB de almacenamiento, aunque existe una versión con 6GB de RAM unidos a 128GB de almacenamiento. Quizá en el almacenamiento el nuevo Samsung Galaxy M30s esté un escalón por debajo de sus rivales, que suelen llevar 128GB como base.

El nuevo Samsung Galaxy M30s dispone de una solvencia más que notable

Poniendo todo lo anterior sobre la mesa, estamos ante un smartphone que ofrece una experiencia de uso diario que no tiene nada que envidiar a modelos de gamas superiores. Pudiendo abrir múltiples aplicaciones a la vez y pasar de unas a otras sin retrasos, ejecutar juegos exigentes y un consumo en reposo realmente liviano.

Aquí podemos decir que Samsung ha sabido jugar sus cartas y ha dotado del Samsung Galaxy M30s de una solvencia más que notable. Posicionándose ante sus rivales con una propuesta firme, superior a muchos de sus rivales y que viene acompañado de un software que pone la guinda al pastel.

Pantalla super AMOLED marca de la casa

Poco a poco vamos avanzando en nuestro análisis y después de las buenas sensaciones en rendimiento, llega el momento de la pantalla. En este aspecto Samsung saca a relucir su posición como uno de los mayores, por no decir el mayor, fabricante de pantallas.

Muestra de ello es el panel de 6.4 pulgadas con una resolución de 2340 x 1080 píxeles con tecnología Super AMOLED. Este conjunto ofrece al usuario un gran nivel de detalle, unido a una representación de colores que no cae en la tendencia de saturarlos. Algo que podemos ajustar en las opciones del teléfono, donde nosotros hemos elegido el perfil «Intenso» con un balance de blancos neutro.

Otra de las virtudes de la pantalla del nuevo Samsung Galaxy M30s es su relación de aspecto 19,5:9 que pone en nuestras manos una gran superficie. Únicamente interrumpida por el pequeño notch situado en la zona superior y del que a estas alturas ignoramos su presencia en un smartphone.

Pantalla super AMOLED marca de la casa

Quizá un detalle que nos ha dado algún que otro quebradero ha sido lo pequeño de los bordes laterales. A nivel estético están genial, pero en ocasiones nos hemos encontrado con toques en pantalla por el simple hecho de sujetar el dispositivo. No es algo que tenga que ocurrirle a todos, pero ahí está el dato para no llevarnos sorpresas.

Si entramos en las ausencias, la pantalla aunque es Super AMOLED no dispone de compatibilidad con HDR y no cuenta con lector de huellas bajo la pantalla. Aspectos que quizá para algunos usuarios sea importante, pero que no desmerece el desempeño del teléfono en líneas generales.

Su pantalla es una delicia, a pesar de no disponer de HDR

En otro orden de cosas, lo que si dispone la pantalla del nuevo Samsung Galaxy M30s es de un brillo máximo de 420 nits. Algo que nos permite visualizar la pantalla sin demasiados problemas, incluso en situaciones lumínicas complicadas como a pleno sol.

A medida que avanzamos en el análisis el nuevo Samsung Galaxy M30s va ganando puntos positivos y su pantalla es una delicia para el consumo de multimedia. Gracias al nivel de nitidez y representación de colores, se disfruta su visualización ofreciendo una muy grata experiencia.

Autonomía que dura y dura…

Llegamos a la joya, la referencia, el sol alrededor del que gira el nuevo Samsung Galaxy M30s. Su enorme batería de 6000 mAh, que viene acompañada de la tecnología de carga rápida de 15W. Una propuesta que sobre el papel debería dar extraordinarios números de autonomía ¿lo hace realmente?

Tiempo de carga: Samsung Galaxy M30s @ 6000 mAh

El nuevo Galaxy M30s es como el conejito de Duracell, su autonomía dura y dura y dura. La sensación de hacer un uso exigente del smartphone y darnos cuenta que el contador de la batería apenas ha disminuido, no hay emoticono para expresarlo. Un mérito que es compartido con el software de Samsung, realmente optimizado.

Si hablamos de números, hemos obtenido una autonomía que nos ha ofrecido unas 10 horas y 50 minutos de pantalla. Unas cifras obtenidas haciendo un uso exigente del teléfono, dentro de lo que comprende un análisis. Rebajando un poco las exigencias, en un uso más habitual los números suben aun más.

Los 6000 mAh ponen a nuestra disposición una autonomía envidiable

Una vez hablado de la autonomía, hablemos de la carga rápida. Ya que no es tarea sencilla cargar esos impresionantes 6000 mAh, por lo que a pesar de disponer de carga rápida, disponer de una carga completa nos lleva a más de 2 horas. Obteniendo un 50% de carga transcurrida una hora exacta. El pequeño precio a pagar por tener dicha autonomía disponible.

Pleno de conexiones y un sonido correcto

Nos enfrentamos ante el apartado que decide si un smartphone reina o cae en el olvido. Hablamos de las conexiones, un aspecto determinante que determina la elección de nuestro nuevo dispositivo y en el que el Samsung Galaxy M30s no debe preocuparse.

Literalmente hace pleno, ofreciendo todas las conexiones que un usuario puede necesitar en el día a día. Empezando por la presencia de la toma de auriculares y el puerto USB tipo C. Para pasar a las conexiones inalámbricas, en las que encontramos WiFi 802.11ac, bluetooth 5 y para los que quieran realizar pagos con el móvil, tecnología NFC.

Pleno de conexiones y un sonido correcto

También contamos con la presencia de Radio FM y un único altavoz. Este último aspecto posiciona al nuevo Galaxy M30s entre sus rivales, donde la gran mayoría no destaca a excepción de algún que otro teléfono. Hablando de sonido, encontramos diversas opciones para personalizar la experiencia.

Para nuestros auriculares disponemos de Dolby Atmos, unido a un ecualizador y un optimizador UHQ. Esto último ayuda a mejorar la resolución para disfrutar de una experiencia más nítida. Aunque la opción que captó nuestros oídos ha sido Adapt Sound.

Disponer de diferentes ajustes sonoros, siempre es un plus diferenciador

Básicamente estamos ante un ajuste que adecua la experiencia sonora del nuevo Galaxy M30s según nuestra edad, pudiendo elegir entre menos de 30 años, entre 30 y 60 años o más de 60 años. Según la opción elegida, el teléfono ajustará el sonido para mejorar las llamadas, música o videos.

Poniendo todo lo anterior en perspectiva, el nuevo Samsung Galaxy M30s ofrece una completa experiencia en este apartado. No echamos en falta ninguna conexión y disponemos de un apartado sonoro correcto pero totalmente personalizable. Ofreciendo un sonido potente y lleno de nitidez, siempre dentro de nuestros gustos.

Samsung OneUI y la fluidez como referencia

Lejos queda aquella época en la que Samsung tenía el software como talón de Aquiles, hoy gracias a OneUI disponemos de una experiencia que es realmente satisfactoria. Seguimos disponiendo de aquello que dota de personalidad a un teléfono de Samsung, pero ahora envuelto en una fluidez pasmosa.

Abrir aplicaciones, desplazarse por los menús o simplemente leer las notificaciones, todo se desarrolla ante nuestros ojos con animaciones suaves y una velocidad de respuesta inmediata. Quizá sea un pequeño detalle, pero en el uso diario la experiencia es realmente satisfactoria.

La fluidez de Samsung One UI es sorprendentemente agradable

Otro aspecto en el que ha mejorado Samsung ha sido el de poner solución a la duplicidad de aplicaciones. Ya solo encontraremos las versiones de la propia Samsung, dejando para Google solo las imprescindibles. Por lo que decimos adiós a tener dos calendarios, dos aplicaciones de correo y demás.

Hablando de aplicaciones, dentro del elenco de aplicaciones de Samsung, destaca la aplicación de notas por su diversidad de opciones y el navegador de internet. Una agradable alternativa respecto a Google Chrome, que también se encuentra instalado en nuestro dispositivo. Sin olvidarnos de Game Booster, que entre otras cosas nos permite capturar la pantalla mientras jugamos.

A nivel de actualizaciones el nuevo Galaxy M30s está en desventaja respecto a varios de sus rivales

Un apartado en el que no encontramos demasiadas novedades es el de las actualizaciones, el nuevo Samsung Galaxy M30s lleva Android 9 en su interior, actualizado hasta Agosto de 2019. Situándose en el vagón de cola en este aspecto, ya que se encuentra varios meses desactualizado respecto a sus rivales.

Es sorprendente como Samsung ha conseguido darle la vuelta a la tortilla, hace años su software producía rechazo para muchos usuarios. A día de hoy podemos decir que OneUI ofrece una de las mejores experiencias que podemos encontrar en un smartphone, una pena que en las actualizaciones no estén a la altura de tan buen software.

La fotografía para todos

El nuevo Samsung Galaxy M30s sigue sorprendiéndonos a medida que avanzamos en nuestro análisis. ¿Seguirá esa tendencia en la fotografía? Sobre el papel es prometedor, gracias a su sensor principal de 48 megapíxeles que viene acompañado de un sensor ultra gran angular de 8 megapíxeles.

Pero como ya sabemos, una cosa es la teoría y otra la práctica. Y en este último aspecto el nuevo Galaxy M30s se sitúa a un gran nivel, tanto por su desempeño fotográfico y por la experiencia de uso. Gracias a un software de cámara sencillo de usar, pero lleno de opciones, para mejorar nuestros resultados.

La fotografía para todos

Dentro de las opciones habituales que podemos encontrar, el modo foto, vídeo, retrato, panorámica y demás. Siendo un pequeño detalle el que nos ha sorprendido gratamente, hablamos del asistente de mejor foto. Un pequeño indicador que nos dice que punto deberíamos enfocar para obtener la mejor fotografía posible.

Y en un alto porcentaje de las ocasiones la recomendación ha sido mejor que nuestra idea original. Es un pequeño detalle, pero lo suficientemente importante para hacernos disfrutar de la experiencia. Algo que se complementa con las posibilidades que tenemos gracias a los dos sensores incorporados.

El sensor principal de 48 megapíxeles destaca muy por encima de los demás

Un sensor principal de 48 megapíxeles que se lleva todo el protagonismo, siendo el que mejor desempeño tiene en una amplia variedad de situaciones lumínicas. Ofreciendo unas fotografías llenas de detalle y colorido, hasta que hacemos un poco de zoom. Momento en el que un procesado un tanto excesivo hace acto de presencia.

Si hablamos del sensor de 8 megapíxeles ultra gran angular, está bien para determinadas situaciones. Pero la diferencia de nitidez respecto al sensor principal es más que notable y si intentamos usarlo en condiciones de iluminación escasa, totalmente inusable.

Galería fotográfica con el Samsung Galaxy M30s

 

Hablando sobre la fotografía nocturna, el nuevo Galaxy M30s pone a nuestra disposición un modo noche. Solo recomendable si es estrictamente necesario, ya que en la mayoría de ocasiones obtenemos mejores resultados haciendo uso del modo normal. Ya que en el modo noche los resultados dejan un poco que desear, por muy estable que hagas la foto suele pecar de falta de nitidez.

Poniendo todo lo que nos ofrece el nuevo Samsung Galaxy M30s en perspectiva, la experiencia es un tanto agridulce. La aplicación de cámara es una delicia al usarla y las posibilidades que brindan los dos sensores da mucho juego. Sin embargo un excesivo procesado en ocasiones, ensombrece un conjunto que resulta prometedor.

Samsung Galaxy M30s el teléfono perfecto para la mayoría

Ante la llegada de rivales como Xiaomi, que inunda el mercado de dispositivos cada semana a precios agresivos, en Samsung han sabido replantear su estrategia. Ofreciendo teléfonos a precios competitivos y que cuentan con una experiencia de uso satisfactoria, un ejemplo de ello es nuestro protagonista.

El nuevo Samsung Galaxy M30s viene a ser una versión menos sofisticada del Galaxy A50. Algo que compensa con la gran autonomía de su batería de 6000 mAh y un precio más asequible. Lo que lo posiciona como una opción a recomendar para aquellos que busquen un dispositivo de entorno a 200 euros y quieren algo conocido como es Samsung.

Samsung Galaxy M30s el teléfono perfecto para la mayoría

No es una tarea sencilla poder situarse como una posible recomendación, ya que hablamos de un segmento de teléfonos Android en el que la guerra está en todo lo alto. Xiaomi, Realme, Motorola y Samsung, son los que se reparten un pastel de lo más codiciado. Y el nuevo Galaxy M30s sabe sacar partido a sus virtudes, para destacar sobre el resto.

Gracias a un rendimiento de gran nivel de la mano del Exynos 9611, que hace un conjunto perfecto con el software de Samsung que es una delicia en el día a día. Si a esto añadimos los números en autonomía, sus posibilidades fotográficas, sumado a un completo repertorio de conexiones. Estamos ante un dispositivo apto para el 99% de usuarios.

Puedes adquirir el nuevo Samsung Galaxy M30s en Amazon.es por 260€

¿Es un teléfono perfecto? No, obviamente tiene sus sombras. En especial el apartado de actualizaciones se muestra como el punto débil del nuevo Samsung Galaxy M30s. Tanto en actualizaciones del sistema como en actualizaciones de seguridad, algo en lo que Samsung debería poner mayor esfuerzo. Aún así, sigue siendo un smartphone totalmente recomendable.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Probamos el Samsung Galaxy Z Fold 2 5G, el mejor plegable del mundo
Análisis Nubia Red Magic 5S
10 trucos y consejos para las notas de voz de WhatsApp
Análisis OnePlus Nord
Análisis ASUS ROG Phone 3
Análisis Google Pixel Buds 2
Análisis Xiaomi Mi Band 5
OPPO Find X2 Lite vs realme X3 SuperZoom
Oppo Find X2
Análisis realme Band
Microsoft Surface Go 2
Microsoft Surface Book 3
Análisis Huawei P40 Pro Plus
Análisis realme Buds Air Neo
Análisis Xiaomi Redmi Note 9 Pro

Lo más visto

¿Se equivoca Google con su estrategia de teléfonos?
Fortnite intenta colarse en la Play Store… pero Google lo impide