¿Se equivoca Google con su estrategia de teléfonos?

¿Se equivoca Google con su estrategia de teléfonos?

Google podría estar cometiendo varios errores de importancia en su estrategia de teléfonos con su gama Pixel, desaprovechando el potencial de estos móviles.

En octubre se presentaba la cuarta generación de los Google Pixel de manera oficial. Dos nuevos teléfonos, destinados una vez más a ser una referencia en Android y que muestran la evolución de los dispositivos de la empresa americana. Una cuarta generación que llega también con el objetivo de mejorar las ventas de la tercera generación, que fueron vistas como decepcionantes.

Esas malas ventas fueron las que obligaron a Google a lanzar los Pixel 3a y 3a XL, dos teléfonos de gama media. La estrategia de la empresa en sus lanzamientos de smartphones es vista por muchos como algo confusa, como si no supieran cómo comercializar estos modelos. ¿Se están equivocando con la forma en la que lanzan teléfonos?

Fue recientemente, en un podcast de The Verge, cuando el director de producto de los Google Pixel, Isaac Reynolds, hizo unas declaraciones algo extrañas. Se le preguntaba sobre el motivo por el que los Pixel 4 no tenían la grabación de vídeo en 4K a 60 fps. Su respuesta era que esta función no iba a ser usada por el 80% de las personas. Una respuesta que deja con la sensación de que la empresa usa la norma 80/20 a la hora de diseñar teléfonos.

Esta posible estrategia estaría haciendo que la empresa cometa un gran error a la hora de diseñar y lanzar sus teléfonos. Se centran en un grupo determinado, en satisfacer a ese 80%, dejando que haya un grupo de usuarios que no estén contentos con estos dispositivos que la firma lanza al mercado.

Malas decisiones en Google

Pese a que la gama de los Pixel suele tener buenas críticas, una buena muestra de lo que puede ser un teléfono con Android puro. Aunque en estos teléfonos siempre hay margen de mejora, sobre todo aspectos como la batería son algo en lo que Google podría mejorar bastante, porque su actual generación tiene una batería con menor capacidad que la de la nueva generación de iPhone, por ejemplo. También en campos como capacidad de la RAM y del almacenamiento vemos que hay otros teléfonos que cumplen mejor en Android.

Otras decisiones, como que estos teléfonos no tuvieran la grabación 4K a 60 fps muestran nuevamente el mal criterio de la firma. La excusa de que son pocos los usuarios que harían uso de esta función no debería ser un motivo para no tenerla en el teléfono. Sobre todo si hay un porcentaje de usuarios que sí va a usar esta función y cuya experiencia de uso del teléfono será mejor gracias a la misma.

Google tiene capacidad de sobra para introducir todo tipo de mejoras en sus teléfonos, pero por alguna razón no lo hacen, o no a la velocidad en la que los usuarios desearían. No es por falta de capacidad o conocimiento en la empresa, que tiene la posibilidad de contratar todo tipo de personal que ayude a crear unos Pixel mucho mejores.

Si es bueno para la mayoría, no es bueno para todos

Google Pixel 3 XL

Contentar a una mayoría de los usuarios no es algo malo, eso es lo que cualquier marca desea, tener a la mayoría de los consumidores (la mayor cantidad posible) satisfechos. El problema es si tu objetivo es contentar solo a una mayoría, en lugar de tener la ambición de contentar o satisfacer a todos, o al menos hacer lo que haya en tu mano para conseguirlo. Google parece darse por satisfecha teniendo a una parte de los consumidores contenta con sus teléfonos.

Otro aspecto que se echa en cara a la firma es el uso de algunas excusas. En su explicación completa sobre los motivos por los que los Pixel 4 no han venido con grabación de vídeo 4K a 60 fps, Google decía que era algo que además ocupaba demasiado espacio. Si bien puede ser una razón o argumento, la solución sería tener más opciones de almacenamiento en sus teléfonos, como otras marcas en Android hacen, que ofrecen incluso 1 TB, como es el caso de Samsung. Parece una solución obvia, pero que la empresa ha pasado por alto en esta ocasión.

Google tiene una gama de teléfonos de enorme potencial con sus Pixel, tanto en sus modelos de gama alta como en los de gama media, pero parece que la empresa no está aprovechando al máximo todo lo que estos teléfonos pueden dar de sí. El querer contentar únicamente a una parte de los usuarios puede que no sea la mejor decisión, ya que están limitando de esta manera las posibilidades de estos teléfonos. ¿Habrá cambio de estrategia por su parte en el futuro? 

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
4 alternativas al Samsung Galaxy A50
Los 6 móviles que han marcado 2019
Análisis Amazon eero
Xiaomi Mi Note 10 y sus 5 puntos fuertes
25 comandos de Alexa muy graciosos
Análisis Amazon ECHO DOT con reloj
Análisis Huawei Freebuds 3
Review del Roborock S5 Max
Análisis Xiaomi Mi TV 4S 55″
Análisis LG G8x
Así es el Motorola Razr
Análisis Huawei Mate 30 Pro
Las televisiones de Xiaomi llegan a España
Análisis del Netbot S15: robot aspirador que también friega
Cómo instalar la Play Store en el Huawei Mate 30
Las mejores aplicaciones para compartir pantalla en Android
Análisis del Samsung Galaxy M30s, un potencial superventas