Análisis realme X50 Pro 5G: brutal pero no perfecto

Análisis realme X50 Pro 5G: brutal pero no perfecto

Durante unos días hemos estado probando el nuevo realme X50 Pro 5G, el mejor móvil de la empresa china, que ha llegado hoy a España.

Ha sido curioso ver cómo el año pasado han sucedido dos cosas aparentemente opuestas, de forma simultánea. Por un lado, se ha normalizado que los móviles de gama alta de cada marca, al menos de las principales, rocen los 1000 euros, cuando no los superen. A la vez, hemos visto cómo propuestas que cuestan literalmente la mitad han sabido plantarles cara.

Una de las empresas protagonistas en esa segunda realidad ha sido realme, que desde que llegó a España ha dejado claro que quiere ser la referencia en una de las variables que más buscan los consumidores, la relación calidad precio.

Todos los terminales de su catálogo presumen de tener una muy buena nota en ese apartado, pero obviamente no todos son móviles de gama alta. Hoy se ha presentado el nuevo buque insignia de la compañía, el realme x50 Pro 5G, el primero con 5G, y como nosotros hemos pasado varios días con él queríamos contaros nuestras impresiones.

Características realme X50 Pro

  • Pantalla:
    • Tipo: Super AMOLED.
    • Tamaño: 6.44 pulgadas.
    • Resolución: Full HD+ (2400 x 1080 píxeles) y ratio 20:9.
    • Tasa de refresco de 90 Hz.
  • Rendimiento:
    • Procesador Snapdragon 865 5G. (7nm EUV, Octa-core, a 2.84GHz).
    • GPU: Adreno 650.
    • 8 GB de memoria RAM.
    • 256 GB de almacenamiento interno UFS 3.0.
  • Cámaras traseras:
    • Principal: 64 Mpx 26mm, FOV 78.6°, f/1.8, 6P.
    • Ultra Gran angular y macro: 8 Mpx 15.7mm, FOV 119°, f/2.3, 5P lens, 3cm focus.
    • Zoom: 12 Mpx 54.08mm, f/2.5, zoom híbrido x20, zoom óptico x2.
    • Sensor monocromo: 2 Mpx FOV 88.8°, f/2.4.
  • Cámaras delanteras:
    • Principal de 32 Mpx FOV 80.4°, f/2.5.
    • Ultra Gran angular de 8 Mpx FOV 105°, f/2.2, 5P.
  • Batería: 4200 mAh.
    • Carga rápida de 65 W.
  • Conectividad: 5G, WiFi 6, Bluetooth 5.1, GPS, GLONASS, USB-C, NFC
  • Otros: Lector de huellas bajo la pantalla, Dual Speaker, Dolby Atmos, Sistema refrigeración
  • Peso: 207 g.
  • Dimensiones: 158,96 x 74,24 x 9,36 mm.
  • Sistema operativo:
    • Versión: Android 10 con realme UI como capa de personalización.
  • Colores: Moss Green y Moss Red.

Elegante, pero grande y algo pesado

Al coger por primera vez el realme X50 Pro 5G me llamó mucho la atención el color. La unidad que nos han prestado, que no tiene el firmware final y por ello dispone de algunos ajustes en otros idiomas, es la roja, y me ha parecido muy elegante.

El marco perimetral está creado en metal y se nota al tacto. Tiene un color algo más brillante que la zona trasera, pero no es estridente en absoluto. En la parte derecha tenemos el botón de encendido y en la izquierda los dos botones de volumen, separados, no siendo una misma pieza. La posición de los mismos está muy lograda, lo que se agradece junto a la gran ergonomía del móvil.

Análisis realme X50 Pro 5G: brutal es decir poco

En el canto superior hay un micrófono de cancelación de ruido y en el inferior está el cargador USB C, uno de los altavoces, el micrófono principal y la ranura para la SIM.

En la parte delantera llama bastante la atención la perforación de la cámara, en la esquina superior izquierda, así como el segundo altavoz, alojado en el marco superior.

Y hablando de marcos, tenemos que llamar la atención sobre el hecho de que los marcos de este móvil, el perímetro de la pantalla, son más gruesos de lo esperado. No es un problema, pero nos da la sensación de ser un móvil de menor categoría. Es uno de los detalles que comenté en la comparativa del OnePlus 7T y del Galaxy S10 Lite, y este realme parece estar un peldaño por debajo de ambos, aunque cuando lo ponemos lado a lado tiene unas dimensiones muy similares a las del 7T.

Otro aspecto que no me ha convencido es el peso. Sus 207 gramos se notan demasiado altos y llega a hacerse molesto a veces usarlo durante mucho tiempo.

Una bestia en rendimiento

El realme X50 Pro 5G es el primer móvil de la marca en venir con el Snapdragon 865, el último procesador de Qualcomm. Es también el primer modelo que puedo probar con este procesador y he de decir que el rendimiento es sobresaliente. No obstante, en honor a la verdad la diferencia no es excepcional si lo comparamos con el 855, aunque habrá que esperar un poco a que los desarrolladores expriman todo su potencial.

realme ha echado la casa por la ventana en este modelo y lo ha dotado con nada menos que 12 GB de memoria RAM con tecnología LPDDR5, la mejor disponible hoy en día en dispositivos móviles. Eso sí, la unidad que hemos probado es la que tiene 8 GB y 256 GB. Usa la tecnología UFS 3.0 y se nota mucho a la hora de instalar juegos. Es la versión intermedia ya que la inferior tiene 6 GB y la mitad de memoria interna que esta variante.

Eso sí, nos olvidamos de memoria ampliable ya que las dos ranuras que tenemos son para tarjetas SIMs.

Análisis realme X50 Pro 5G: brutal es decir poco

Usando el móvil podemos observar cómo en todo momento el rendimiento hace muestra de un poderío digno de los gama alta. Los juegos, las apps más exigentes, todo va rápido, se abre rápido y no da problemas.

Incluso el calentamiento se controla mediante un sistema de disipación que permite que no moleste en la mano incluso cuando lo estamos exprimiendo. Para probar esto he instalado una app que permite drenar la batería llevando al extremo diversos parámetros del móvil. Por ejemplo, sube el brillo de la pantalla al máximo, poner al 100% los núcleos del procesador, enciende el flash LED… incluso en esa circunstancia el calor emitido, que era notorio, no llegaba a ser tan alto como para querer soltar el móvil.

Hemos intentado ejecutar los tests de benchmarks pero al estar usando una versión del sistema no certificada (os recordamos que el software no es final) no hemos podido instalarlos de forma sencilla. Hemos intentado también instalar estas apps mediante APKs pero el sistema no lo ha permitido.

La conectividad también es excelente. No hemos podido probar la Wifi 6 al no tener un router compatible pero en la red donde siempre hacemos las pruebas hemos llegado a los 540 mbps de descarga y 480 mbps de subida y eso lo hemos visto en contadas ocasiones.

No podemos pasar por alto aquí la presencia de un módem 5G, que nos permite conectarnos a estas redes, aunque en España por el momento las zonas con cobertura sean mínimas.

El sensor de huellas es uno de los más rápidos que hemos visto, y se puede usar solo o en conjunción con el desbloqueo facial, algo que otorga un plus de seguridad a este modelo. El único inconveniente es que no aparece en la pantalla externa cuando está apagada, aunque así lo seleccionemos en los ajustes. Entendemos que es un pequeño fallo de software y que será corregido.

Análisis realme X50 Pro 5G: brutal es decir poco

Lo que me ha defraudado un poco es el sonido. Este modelo dispone de dos altavoces, uno principal junto al cargador y uno secundario en el marco superior de la parte frontal. No obstante, a la hora de la verdad este segundo altavoz no es tan potente como esperaba Está por ejemplo muy por detrás de otros modelos como el OnePlus 7T.

Una gran pantalla

El realme X50 Pro llegó hace unas semanas con una pantalla de 120 Hz, pero con tecnología LCD. El fabricante ha querido implementar un panel OLED en el hermano mayor y eso ha hecho que la tasa de refresco máxima caiga a los 90 Hz. Por el momento el único móvil que hemos visto con paneles OLED y 120 Hz es el Galaxy S20.

Análisis realme X50 Pro 5G: brutal es decir poco

Uno de los aspectos más positivos es que la interfaz de realme nos deja personalizar la tasa de refresco a 60 Hz, 90 Hz pero también podemos elegir una opción que la elige de forma inteligente, según lo que estemos haciendo. Esto es algo que hemos pedido en otros análisis a móviles que cuentan con esta función y es bueno ver que realme lo ha tenido en cuenta.

Eso sí, hablamos en todo momento de un panel de resolución FHD+, en concreto 2400 x 1080 px, por lo que nos olvidamos de las resoluciones extremas, aunque no es algo que nos parezca un problema.

Eso sí, extrañamente, he visto que pese a ser un panel OLED no tenía ningún ajuste para subir algo la saturación. Hay dos modos de configurar la pantalla, en Intenso o Suave. Lo extraño es que el modo que realme lama intenso es el P3, el mismo que en un OnePlus 7T es el suave.

Personalmente lo uso y es el que me gusta, pero si quisiera unos colores más impactantes y llamativos, como gustan a otras personas, no podría ponerlo. Se agradece la compatibilidad con contenido HDR10+, algo que vemos en otros modelos, pero solo en terminales de muy alto precio.

El brillo en exteriores es suficiente, con más de 1000 nits, e incluso en la playa lo hemos podido usar sin problemas (sí, en Andalucía vamos a la playa en febrero, ya empieza el calor).

Seis cámaras, con algunas pegas

Cuando analizamos los realme X2 y X2 Pro pudimos ver cómo pese a tener recios muy ajustados sus cámaras respondían bien. Con el realme X50 Pro 5G hemos subido de precio y por tanto hemos subido las expectativas.

En cuanto al numero de cámaras no tenemos queja. Dos delante y cuatro detrás cubren todo el espectro de situaciones posibles.

  • Cámaras traseras:
    • Principal: 64 Mpx 26mm, FOV 78.6°, f/1.8, 6P.
    • Ultra Gran angular y macro: 8 Mpx 15.7mm, FOV 119°, f/2.3, 5P lens, 3cm focus.
    • Zoom: 12 Mpx 54.08mm, f/2.5, zoom híbrido x20, zoom óptico x2.
    • Sensor monocromo: 2 Mpx FOV 88.8°, f/2.4.
  • Cámaras delanteras:
    • Principal de 32 Mpx FOV 80.4°, f/2.5.
    • Ultra Gran angular de 8 Mpx FOV 105°, f/2.2, 5P.

Las cámaras delanteras ofrecen dos puntos de vista, uno normal y otro ampliado gracias a un gran angular.

La calidad de día es correcta y se agradece mucho el trabajo del software cuando usamos el gran angular, evitando que las caras que quedan en las zonas externas de la imagen aparezcan demasiado anchas.

Pero hay dos problemas. El primero es que en las fotos donde la luz esta detrás de nosotros el software, el HDR, no es capaz de compensar la claridad y quema el fondo.

El segundo viene con baja luz. Y no hablo de la noche solo, hablo de fotos en interiores. Aquí el detalle se corrompe con mucho ruido, sobre todo con el gran angular, y salvo que usemos el modo retrato (que sólo esta disponible con el sensor normal), tendremos una imagen con mucho ruido.

Me esperaba un mejor resultado en este sentido, sobre todo porque según realme el móvil dispone de un modo selfie especialmente pensado para estas situaciones, pero al menos en nuestro caso el resultado no es bueno.

Es posible que esto se pula con una actualización de software y es que, como ya hemos dicho, el sistema aún no usaba la última versión que es la que llegará a las tiendas.

Las cámaras traseras disponen de los sensores esperados con una excepción. En vez del cada vez más normalizado sensor macro (aunque el gran angular funciona como sensor macro también) realme ha optado por un sensor en blanco y negro. Creíamos que esto pasó de moda cuando Huawei dejó de hacerlo en sus móviles de gama alta, pero nos alegra ver que la tendencia vuelve. No es que sea extremadamente popular, pero tampoco lo es la fotografía macro, seamos sinceros.

Ahora bien, ¿para qué poner un sensor de este tipo si no podemos usarlo para hacer fotos? En la app de cámara no hay un modo que use este sensor para poder tomar fotos con esta estética sin aplicar filtros. En la práctica es como un sensor de medición de profundidad. Está ahí, te crees que ayuda en la toma de imágenes, pero lo puedes ignorar. Con una excepción.

Si entramos en el modo retrato, pulsamos en el icono de los tres círculos solapados, el icono de los filtros, y navegamos al último, el O6, veremos que ahí sí se usa la información de este sensor. Aquí os ponemos unos cuantos ejemplos, pero podéis verlo a alta resolución en el enlace de la galería.

En las fotos normales, con el sensor de 64 Mpx (aunque disparamos normalmente a 16 Mpx), el telefoto de dos aumentos o el gran angular los resultados son normales, pero inferiores a lo que esperamos en un terminal de esta categoría.

Un ejemplo es la calibración del gran angular, que ofrece unos tonos tan desaturados que parece que se aplica siempre un filtro. Esto a veces se corrige si activamos la inteligencia artificial de detección de escenas, pero es algo que, también, hay que corregir por software.

Pero la mayor corrección que necesita la cámara es con el modo noche. Lo he usado varias veces, de forma manual o con la detección de IA; y en todas aparece la escena como si la hubiéramos asado por un filtro muy agresivo de Photoshop.

Esperemos que todos estos fallos se corrijan en una primera actualización de software, antes de que el terminal se ponga a la venta.

En cuanto a la grabación de vídeo, nos ha parecido correcta, pero la opción de grabación ultraestable, uno de los ajustes destacados de la interfaz de la cámara, no nos ha dado la sensación de que se note en los resultados grabados.

La cámara delantera principal ofrece mucha más calidad que el gran angular, sobre todo cuando grabamos un vídeo de noche, cuando el ruido aparece de forma notable al igual que cuando hacemos fotografías.

La carga rápida de este móvil asusta, literalmente

Análisis realme X50 Pro 5G: brutal es decir poco

Normalmente al hablar de la autonomía de un móvil lo primero que destacamos es su amperaje, la capacidad de la batería. En este caso tenemos que empezar por la carga rápida.

El realme X50 Pro 5G es uno de los pocos móviles del mercado (y los podemos contar con los dedos de una mano) que dispone de carga rápida de 65W. Según el fabricante tardaremos poco más de media hora en cargar el móvil con el cargador que viene incluido en la caja.

Nosotros hemos querido poner a prueba esta función y hemos medido los tiempos necesarios para llenar la batería, como podéis ver en esta gráfica.

Los 4200 mAh del X50 Pro 5G han tardado exactamente 38 minutos en llenarse, a una velocidad ligeramente inferior a un 3% por minuto de media, aunque la velocidad es mayor al inicio y menor al final.

En las pruebas que hemos realizado hemos estado sobre todo en exteriores, sin acceso a Wifi por lo que el consumo ha sido mayor de lo normal.

Hemos estado jugando bastante, haciendo muchas fotos y algún vídeo para probar las cámaras y tirado mucho de redes sociales. Hemos llegado a tener entre 4 y 5 horas de pantalla, con unas 30 horas totales de autonomía. Esto sube ligeramente cuando estamos en casa, con cobertura Wifi.

¿La única pega? Que no tenemos carga inalámbrica, algo que ya empieza a resultar molesto.

El X50 Pro 5G estrena Realme UI de serie

Este es el primer móvil de realme que llega de serie con Android 10 y su nueva interfaz Realme UI. Los cambios con respecto a Color OS son notables y la estética está más cerca que antes de Android Stock. Esto es así sobre todo en los escritorios y en la zona de las notificaciones, pero en los ajustes y apps del sistema aún se nota la influencia asiática.

Análisis realme X50 Pro 5G: brutal es decir poco

Las opciones de configuración son bastante adecuadas y si bien hemos visto algún fallo de software a la hora de aplicar los fondos de pantalla (solo si queremos hacerlo desde los escritorios), somos conscientes de que el software aún no está terminado.

Se agradece por ejemplo la opción de modificación de iconos en el sistema, que recuerda a la de OnePlus. Eso sí, es un poco frustrante que reordene todos los iconos cada vez que hacemos una ligera modificación.

También el panel lateral en el que podemos poner todas las apps que queramos, para que se abran de forma sencilla, con un simple gesto. Es similar a las Edge Apps de los Samsung.

No podía faltar la opción de desbloqueo por reconocimiento facial, que usa las cámaras delanteras para ello, y que permite encender la pantalla levantando el móvil, para que no tengamos que pulsar nada en ningún momento. Ojalá todas las marcas acabaran implementando esto. Eso sí, un fallo muy tonto el no permitir saltarse la pantalla de bloqueo una vez usamos el reconocimiento facial. Entiendo que hay usuarios que quieren ver las notificaciones ahí, pero habría que dar la opción de ir directamente al escritorio.

Lo que no me ha gustado por defecto son los gestos. Los dos más usados, el de volver al escritorio y el de abrir la multitarea funcionan como en el resto de móviles. El problema es que el de volver atrás no usa el gesto nativo de Android 10 que ya tenían marcas como OnePlus, Huawei o Xiaomi, sino que pide que deslicemos de abajo a arriba desde el marco inferior, pero no desde el centro, sino desde los laterales. El problema es que un gesto similar es el que lanza el asistente de Google y más de una vez me he encontrado abriendo esta app sin querer.

Pero lo sorprendente es que, si buscamos entre los ajustes, vemos que tenemos esa opción, algo escondida y que nos explica que también podemos ocultar la barra inferior donde hacemos los gestos. Por cierto, si deslizamos ahí de izquierda a derecha iremos cambiando entre las dos aplicaciones más recientes.

También tienen que pulir la interacción de la perforación de la pantalla con los elementos de la interfaz puesto que oculta la hora en el escritorio y el nombre de la red en la pantalla de bloqueo. Son detalles menores, que demuestran que el software no esta terminado, pero es algo a recordar.

El realme X50 Pro 5G es un gran dispositivo

No podemos cerrar el análisis sin decir que, como esperábamos, el realme X50 Pro 5G es el mejor móvil que ha hecho esta firma en su por ahora corta vida. Pero no es el que más nos gusta.

La sensación que nos transmitieron los X2 y X2 Pro fue más natural. El X50 Pro parece que quiera avasallar con sus prestaciones y su potencia brutal. Y no hay duda, es un terminal excepcional en este sentido.

La cuestión es que el cambio del procesador, la inclusión de un módem 5G y el nuevo sistema de cámaras tiene complicado justificar el aumento de precio con respecto a los modelos anteriores. Si, obviamente, en conjunto, es un mejor móvil, no hay duda, pero le pasa lo mismo que al Xiaomi Mi 9 con respecto al Mi 10 ¿merece la pena pagar la diferencia cuando los que son, en teoría, peores ya son excepcionales?

Detalles como la carga rápida, que insisto en que asusta y parece imposible, el acertado color y la gran experiencia en global nos hace pensar que es raro que alguien que se compre este móvil acabe defraudado. Pero realme tiene que tener cuidado a la hora de subir precios.

Precios del realme X50 Pro 5G en España y versiones:

  • 8GB RAM + 128GB almacenamiento por 599€
  • 8GB RAM + 256GB almacenamiento por 669€
  • 12GB RAM + 256GB almacenamiento por 749€
Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis realme Buds Air Neo
Análisis Xiaomi Redmi Note 9 Pro
Análisis realme Watch
11 Novedades de Android 11
Análisis Xiaomi Mi 10 Lite
SPC Jasper, un móvil para personas mayores
Análisis OPPO Find X2 Neo
Las REDES 5G y sus beneficios
2 alternativas para no decir Ok Google
Análisis realme X3 Superzoom
Análisis Samsung Galaxy M31
Análisis OPPO Find X2 Lite
Comparativa OnePlus 8 vs OnePlus 8 Pro
Analizamos el Nest Wifi
Análisis realme 6 Pro

Lo más visto

Todo sobre el realme X50 Pro 5G: El teléfono más potente de la marca
Así es el emulador de Android para PC más rápido y completo: pruébalo ya