Xiaomi Mi 10 Pro, análisis: el mejor Xiaomi jamás creado nos deja más preguntas que respuestas

Xiaomi Mi 10 Pro, análisis: el mejor Xiaomi jamás creado nos deja más preguntas que respuestas

Tras pasar varias semanas con el Xiaomi Mi 10 Pro analizamos sus puntos clave en la experiencia. ¿Está lista la compañía para dar el salto a los 1000 euros?

Hemos pasado las últimas semanas probando el Xiaomi Mi 10 Pro, el primer móvil comercial de Xiaomi en acercarse a la barrera de los 1000 euros (más allá de experimentos como el Mi Mix original y el Mi Mix Alpha), un móvil muy especial que llega en un momento clave en la vida de Xiaomi. La compañía ha madurado y quiere ofrecer algo más que móviles «buenos para lo que cuestan» para ofrecer móviles buenos.

Buenos, y sin excusas.

¿Lo habrán conseguido? Lo analizamos.

Características técnicas del Xiaomi Mi 10 Pro

  • Pantalla:
    • 6,67 pulgadas.
    • Tasa de refresco: 90 Hz para la pantalla y 180 Hz para el sensor táctil.
    • 800 nits de brillo estándar.
    • 1200 nits de brillo máximo.
    • HDR 10+
    • JNCD < 0,55
    • Contraste 5.000.000 : 1
  • Rendimiento:
    • Procesador Snapdragon 865.
    • 8 GB de memoria RAM LPDDR5.
    • 256 GB de almacenamiento UFS 3.0.
  • Cámaras:
    • Traseras:
      • Sensor principal: 108 Mpx con estabilización óptica OIS.
      • Sensor de 12 Mpx para zoom 2X y retrato.
      • Sensor de 8 Mpx para zoom 10X.
      • Sensor de 20 Mpx ultra gran angular.
    • Soporte .HEIF: Las fotografías ocupan un 50% menos de espacio.
    • Grabación de vídeo 8K.
  • Batería:
    • Capacidad: 4.500 mAh.
    • Carga rápida de 50 W USB Power Delivery:
      • 30 minutos para carga al 84 %.
      • 45 minutos para carga completa.
    • Soporte para carga de 65 W (se vende aparte).
    • Carga inalámbrica de 30 W: 66 minutos para carga completa.
    • Carga inalámbrica inversa de 10 W.
  • Medidas: 162,6 x 74,8 x 8,96 mm.
  • Peso: 208 gramos.
  • Conectividad: 4G / 5G, WiFi 6, Bluetooth 5.0, NFC.

Xiaomi Mi 10 Pro: lo más básico

  • Tiene el máximo rendimiento: Uno de los aspectos menos diferenciales en la gama alta es la elección del procesador. Salvo Apple, Huawei y Samsung, los mejores móviles del resto de fabricantes destacan por utilizar el mejor procesador de Qualcomm del momento. El de este año es el Snapdragon 865, y como en cada nuevo dispositivo, el rendimiento es el máximo al que puedes optar.
  • 5G por defecto: Como todos los móviles con Snapdragon 865, el Mi 10 Pro es un móvil con conectividad 5G por defecto. Actualmente la cobertura de la red en España es exclusiva de Vodafone y el alcance es limitado (aquí puedes consultar el mapa actual).
  • 256 GB de almacenamiento de serie: con tecnología UFS 3.0. Muchísima memoria y de la mayor velocidad posible.
  • Ni SIM ni ampliación de tarjetas MicroSD: Si bien la ausencia de expansión

Un diseño distinguido

El Xiaomi Mi 10 Pro es un móvil que llama la atención principalmente por su parte trasera. Como la mayoría de móviles del mercado, el frontal está dominado casi totalmente por la pantalla.

Tenemos una barbilla en la zona inferior.

Y la cámara en la esquina superior izquierda. Un boquete en la pantalla muy reducido.

La parte trasera es donde comienzan las diferencias. La unidad que hemos probado es en color azul oscuro, y además de ser una preciosidad, el tacto es suave y muy agradable al sostener en la mano.

Respecto a los marcos, estos tienen un acabado azul cromado. Los botones de sonido y apagado están en el mismo sitio, en la posición que consideramos que es la más cómoda. También se aprecia el gran grosor de la cámara.

En la parte inferior apreciamos el puerto USB C, micrófono y uno de los dos altavoces.

Mientras tanto, en el marco superior un segundo altavoz de gran potencia, otro micrófono para la cancelación de ruido y un puerto infrarrojos. Es de agradecer que Xiaomi siga pensando en él.

Elige tu propia aventura… en inconvenientes

En la esquina superior izquierda de la parte trasera nos encontramos con las cámaras. Tenemos cuatro sensores, estando 3 colocados en fila y uno un poco más abajo. Este tipo de distribución ya la habíamos visto representada de forma similar en el Mi Note 10, y claramente hace que puedas distinguir un Xiaomi de gama alta del resto de móviles de la competencia que han apostado por un módulo cuadrado o rectangular para acoplar todos sus sensores.

Si bien es distintivo, la elección de un sensor tan potente como el de 108 Mpx hace que la cámara sobresalga mucho. Esto provoca un desequilibrio cuando lo dejas en superficies planas, como un la mesa. Este problema de diseño se aplica a prácticamente todos los móviles con gran cámara de la industria, pero tanto en el Mi Note 10 como en este Mi 10 Pro es exagerado.

Debemos considerar, eso si, que el desequilibrio no te va a afectar si utilizas funda, ya que iguala el grosor en toda la superficie. Pero claro, siendo el tacto tan agradable, te da incluso rabia tener que ponerle funda por obligación.

La ubicación de los altavoces es un desastre. Cuando sostienes el móvil en horizontal, al sujetarlo vas a tapar ambos con las manos. ¿La solución? Cambiar tu hábito y rotar el móvil 180 grados, pero eso planea otro defecto. Xiaomi, en la presentación del Mi 10 presumía de que habían colocado el agujero de la cámara en una ubicación en la que lo taparías con la mano y tendrías una inmersión perfecta. En el diseño actual del móvil tendrás que elegir entre tapar los altavoces o renunciar a la experiencia de la que Xiaomi presume. No es que sea un problema mayor, pero si pagas tanto dinero por un móvil no puedes andar eligiendo por cual molestia quieres pasar.

Una pasada de pantalla y sonido

Un aspecto que siempre me ha gustado mucho en los mejores móviles de Xiaomi es la importancia que le dan al panel. Xiaomi nunca logra destacar por tener la mejor pantalla, pero consideramos que suele hacerlo realmente bien.

Respecto a las cifras, tenemos un panel AMOLED. La resolución se FullHD+ y su tasa de refresco es de 90 Hz y una respuesta táctil de 180. Por cifras se queda un poco por detrás de sus rivales directos como Oppo, Samsung y OnePlus. Es la única gran pega que se le puede poner al panel, porque realmente en el día a día la experiencia de visualización es muy buena.

El brillo automático funciona genial y su nivel máximo es excelente para usar el móvil a plena luz del sol. La respuesta táctil no solo es excelente, sino que además llega acompañada de un motor de vibración háptica fenomenal. Ya era hora de que Xiaomi se pusiese las pilas en este aspecto.

A nivel personal la pantalla curva no termina de convencerme. Samsung fue pionera en este tipo de pantallas con el Galaxy S6 Edge y año tras año han estado reduciendo las curvas de sus modelos insignia hasta alcanzar la discrección absoluta en los S20. Tanto Xiaomi como los demás fabricantes que no son Samsung llevan como 2 años de desventaja frente al gigante surcoreano.

Parte de la inmadurez de Xiaomi con esta tecnología es que en el propio software han tenido que incluir un ajuste para personalizar cuanta parte del área táctil no responderá a nuestras pulsaciones. Está bien tener esta posibilidad de personalización, pero también es la prueba de que la pantalla curva trae más ionconvenientes que mejoras, especialmente cuando el software no está pulido.

Sobre los altavoces no tenemos mucho que decir. Más allá de la mala decisión respecto a la ubicación, son sobresalientes en calidad de sonido. No son los mejores (ese honor corresponde a los móviles gaming), pero si que podríamos afirmar que son los mejores en lo que respecta a móviles premium.

Una cámara principal genial

La experiencia fotográfica es uno de los aspectos clave de la experiencia de los móviles de precio alto. El tratamiento de imagen con unos sensores tan compactos exige un gran esfuerzo a nivel de ingeniería y software.

Xiaomi ya presumió de sensor al crear en colaboración con Samsung la primera cámara de 108 Mpx que vimos en el Xiaomi Mi Note 10. El Note nos pareció excelente a nivel de fotografía, pero el tiempo que su Snapdragon 730G tardaba en procesar las fotos nos dejaba la sensación de que Xiaomi no podía sacar el máximo partido a este sensor.

Con el Snapdragon 865 y su gran procesador de imagen, Xiaomi tiene capacidad para sacar el máximo rendimiento al Mi 10 Pro. Y aunque no hemos podido probar demasiado el sensor, si que nos ha gustado los resultados que ofrecen. A nivel de color y detalle el resultado nos parece muy bueno. Tanto el telefoto de 2x como el de 5x mantienen gran nivel de detalle en las fotografías. Este es uno de los aspectos diferenciales respecto al modelo estándar, y está genial.

El ultra gran angular sería quizás el punto más débil de esta cámara, y la pérdida de calidad es notable si la luz no es propicia, aunque en buenas condiciones está genial.

El modo macro mola. Todos los fabricantes que lo incorporan hacen bien en hacerlo.

El selfie es terrible. A veces haces fotos decentes, pero lo habitual es que el rango dinámico sea pobre en escenas difíciles. Además del aclarado que hace en el rostro.

Por fortuna, algunos modelos de Gcam ya nos ofrecen buena experiencia con selfies (izquierda, stock, derecha Gcam). Desafortunadamente, la Gcam funciona únicamente con la cámara frontal. Pero al menos puedes usarla para tener buen selfie.

Respecto a la grabación de vídeo, tenemos la capacidad de grabar en 8K, aunque al igual que Samsung parece estar más por presumir de que pueden que porque realmente aporte algo. La grabación en 4K a 60 imágenes por segundo no incluye estabilización.


Click en la imagen o aquí para ver todas las fotografías.

Una gran batería con todas las posibilidades de carga

Xiaomi ha incorporado en este modelo una batería de 4.500 mAh, un poco más escasa que los 4.780 mAh. Esta restricción puede parecer absurda, pero tiene sentido si tenemos en cuenta que

Más allá de la capacidad de la batería, algo que nos ha convencido son todas las posibilidades en el sistema de carga del Xiaomi Mi 10 Pro. Y es que por variedad, tenemos muchísima versatilidad:

  • Xiaomi incluye de serie un cargador por cable de 65 W que permite cargar el Mi 10 Pro a una velocidad de 50 W, cargando el 100 % de la batería en 45 minutos.
    • No lo hemos podido probar ya que nuestra unidad llegó sin cargador, pero dada la capacidad de la batería nos parece una cifra para nada exagerada.
  • Un aspecto que Xiaomi si ha tenido en cuenta es el de hacer su móvil compatible con los estándares de carga USB PD u PPS.
    • ¿Qué significa esto? que puedes utilizar cargadores como el de tu ordenador portátil o el de la Nintendo Switch para cargar el Mi 10 Pro a gran velocidad. En nuestro caso hemos probado con un cargador USB C de 45 W para ordenador portátil y en 1 hora y 10 minutos hemos cargado por completo el móvil desde el 15%.
    • Es una gran noticia por las posibilidades que plantea: El objetivo inicial del USB C era ofrecer un conector para todo, pero si después cada fabricante implementa el estándar a su antojo no puedes viajar únicamente con un solo cargador. Gran acierto de Xiaomi.
  • La carga inalámbrica:
    • Por un lado es compatible con cualquier cargador Qi. La velocidad de carga de la mayoría de cargadores (entre 5 y 10 W) no es demasiado rápida, pero es útil para la mesita de noche (donde la carga tampoco importa si es lenta, incluso es mejor que sea lenta).
    • Como extra, Xiaomi vende unos cargadores inalámbricos más rápidos, de hasta 30 W.
    • Como último, tiene carga inalámbrica inversa. Lejos de usar esta tecnología para cargar el móvil de un amigo (que se puede, pero es tan ineficiente que no merece la pena) donde realmente esta carga es brillante a la hora de cargar accesorios. Aquí lo ideal es que Xiaomi hubiese tenido

Experiencia de uso de MIUI 11

Con el salto de precios de Xiaomi, es posible que el Mi 10 Pro sea el primer móvil de Xiaomi que llame tu atención. Si eres un gran entusiasta de Xiaomi seguramente ya conozcas todas las virtudes de MIUI, la capa de personalización de Xiaomi tiene algunas características que merecen la pena reseñar:

ShareMe es una aplicación para compartir archivos. Al estar en Google Play y ser compatible con móviles de cualquier marca es una gran solución para enviar archivos grandes entre dispositivos. También nos sirve para conectarnos al ordenador y compartir archivos sin usar cables.

Game Turbo es la solución de Xiaomi para mejorar la experiencia de juego. Al abrir cualquiera de los juegos que están listados, el sistema da prioridad a los procesos del propio juego para ofrecer el máximo rendimiento.

El sistema de permisos de las aplicaciones de Xiaomi es de los mejores. No solo tenemos los ajustes estándar de Android, sino un control más granular de las aplicaciones en segundo plano y sobre cuales tienen permiso para iniciarse automáticamente.

Accesos rápidos para varias acciones como activar la cámara, el asistente, pantalla dividida, cerrar aplicaciones o incluso encender la linterna. Un ajuste imprescindible a configurar si tienes Xiaomi.

Aspectos clave de la experiencia que nos han encantado

  1. Puerto de infrarrojos: el puerto infrarrojos fue muy popular hace unos años y prácticamente casi todo móvil de gama alta lo incluía. Esta moda duró poco tiempo, pero Xiaomi sigue sin haberse olvidado de él. Poder encender y controlar dispositivos como la televisión o el aire acondicionado que tienes en casa sin tener que recurrir a otras soluciones de domótica es fantástico, además de la versatilidad que ofrece tener siempre contigo un mando a distancia. Reconozco que no es una característica que todo el mundo vaya a utilizar, pero aporta un valor diferencial.
  2. Sonido espectacularmente bueno: quizás no sea el más potente, pero sus dos altavoces ofrecen un sonido de mucha calidad. Xiaomi prometía mucho con su nuevo sistema de altavoces, y realmente ha cumplido con las expectativas.
  3. Motor de vibración háptica: Xiaomi siempre ha sido malísima en este apartado, pero por primera vez han incorporado un motor de vibración háptica de gran nivel. Está al nivel del iPhone, marca que durante años ha sido casi la única en tener este aspecto en consideración.
  4. Gran uso del Wi-Fi 6: el Wi-Fi 6 (conocido también como Wi-Fi ax) es el último estándar de conectividad inalámbrica. Lo más posible es que no tengas un router que utilice este estándar, pero si te compras un nuevo portátil que incluya esta conexión inalámbrica podrás compartir la red 5G del Xiaomi Mi 10 Pro a través del Wi-Fi 6 para aprovechar la máxima velocidad estés donde estés (siempre que tengas cobertura 5G, claro).
  5. La carga rápida y su compatibilidad con los estándares: poder llevar un solo cargador siempre es una gran noticia.

Lo que no nos ha gustado tanto

  1. La cámara selfie nos ha dejado una impresión muy mala: a nivel de detalle es muy buena, y se aprecia si ampliamos las imágenes. No obstante, el propio software es terrible al procesar la luz, con un rango dinámico terrible y una aclaración del rostro. Es como tomar una buena fotografía y echar lejía encima.
  2. Los gestos del sistema no se adaptan a los estándares de Android 10: no solo no existe una barra inferior, sino que además entre tener activos y desactivados los gestos la altura del teclado varía mucho. Cuando tienes los gestos activados tienes que resignarte a tener el teclado a una altura ridículamente baja e incómoda.
  3. Que el modo oscuro se pueda programar está bien, pero la programación se ha quedado únicamente en horarios, cuando la gracia de este modo es que se active y desactive al anochecer y amanecer. Seguramente en MIUI 12 añadan una programación mejor pensada, pero a día de hoy existen móviles que el so
  4. El lector de huellas es muy bueno, pero es óptico. Generalmente es la tecnología escogida por prácticamente toda la industria (excepto Samsung) ya que es más rápido y falla menos. Lo que no me gusta de esta tecnología es que al emitir un fogonazo de luz para leer la huella, algo que por la noche es molesto. Más que un defecto o virtud del móvil es una cuestión de preferencias personales.
  5. Que el dispositivo cuente con carga inalámbrica inversa y los nuevos auriculares de Xiaomi no es una oportunidad perdida. Sí, Xiaomi ya ha presentado unos auriculares cuyo estuche incluye carga inalámbrica, pero el modelo que ha llegado a España sólo se carga por USB C.

Conclusiones: el mejor móvil de Xiaomi es genial, pero puede superarse más

El móvil es una pieza de hardware sensacional, pero todos los móviles de este precio lo son. Lo que marca la diferencia en este rango de precio son los pequeños detalles. Y en pequeños detalles Xiaomi parece tener mucho que aprender aún. No es que Xiaomi se haya olvidado de pulir el software hasta el mínimo detalle, sino que en ediciones anteriores todos estos pequeños detalles se omitían porque el móvil costaba la mitad que los rivales contra los que pretendía posicionarse. Ahora que está en las ligas mayores, estos detalles si que puntúan.

Si quieres el mejor móvil jamás hecho por Xiaomi en calidad pura, el Mi 10 Pro no te va a defraudar.

Xiaomi ha subido la calidad respecto al Mi 9 o el Mi Note 10 drásticamente, y si quieres el mejor móvil hecho por Xiaomi, el Mi 10 Pro no te va a decepcionar, porque demuestra que Xiaomi merece estar entre los mejores.

Tenía muchas ganas de ver un Xiaomi en el que el precio dejase de ser una excusa para justificar errores. El Mi 10 Pro es el primer móvil que cruza esa línea, razón por la que hayamos sido tan puntillosos en todos los pequeños detalles. Tras haber observado como Xiaomi evoluciona año tras año, tenemos las expectativas de que poco a poco conseguirán un equipo que rivalice al 100% y que sea perfecto, sin excusas.

Una gran duda con este móvil (y prácticamente toda esta oleada de nuevos móviles de 1000 euros) es cómo será la política de actualizaciones de Xiaomi con este modelo. En lo que respecta a actualizaciones de Android, Xiaomi está a la par con el resto de fabricantes en sus mejores móviles, pero también nos hace plantear la principal duda:

¿Durante cuánto tiempo debería estar a la última con actualizaciones de Android? Porque gastarse 1000 euros para que al siguiente año haya que esperar meses para tener la última versión de Android y al siguiente ya ni recibas actualización nos parece un gran punto que todos estos grandes móviles deben cuestionarse. Porque si cuestas lo mismo que un iPhone y te actualizas la mitad, estar a la última te cuesta el doble de dinero.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis realme Buds Air Neo
Análisis Xiaomi Redmi Note 9 Pro
Análisis realme Watch
11 Novedades de Android 11
Análisis Xiaomi Mi 10 Lite
SPC Jasper, un móvil para personas mayores
Análisis OPPO Find X2 Neo
Las REDES 5G y sus beneficios
2 alternativas para no decir Ok Google
Análisis realme X3 Superzoom
Análisis Samsung Galaxy M31
Análisis OPPO Find X2 Lite
Comparativa OnePlus 8 vs OnePlus 8 Pro
Analizamos el Nest Wifi
Análisis realme 6 Pro

Lo más visto

Qué es y cómo se cambia la temperatura de color en la pantalla de tu móvil
Este es el primer Samsung con cámara motorizada retráctil