Análisis del realme 6s, un smartphone de alto voltaje

Análisis del realme 6s, un smartphone de alto voltaje

Llega a España el nuevo realme 6s, un smartphone que podríamos considerar como una versión light y más asequible del realme 6. ¿Será esto suficiente?
6/06/2020 a las 16:08 UTC · Borja Simancas Delgado

A lo largo de este año han ido llegando poco a poco los nuevos smartphones de realme. Si hablamos de la gama media y gama media/alta, en España ya disfrutábamos de los realme 6 y realme 6 Pro. Dos dispositivos con una filosofía similar, aunque con diferencias en su ejecución.

Siguiendo esta misma premisa, ahora nos llega una nueva variante más asequible. El nuevo realme 6s es una receta ya conocida, a la que podríamos decir que se le aplican los cambios necesarios para ser light. Esto no tiene porque ser algo negativo ¿o si? La respuesta, a continuación en nuestro análisis.

Características del realme 6s

Características del realme 6s

Leyendo las especificaciones del nuevo realme 6s encontramos muchos puntos de unión con el realme 6. De hecho podríamos decir que son smartphones casi gemelos, excepto por algunos detalles diferenciadores y por supuesto su precio.

  • Cuerpo
    • Dimensiones: 162.1 x 74.8 x 8.9 mm
    • Peso: 191 gramos
    • Colores:
      • Blanco lunar
      • Negro eclipse
  • Pantalla
    • Tipo: IPS
    • Tamaño: 6.5 pulgadas | 20:9
    • Resolución: 2400 x 1080 píxeles
    • Frecuencia de refresco: 90 Hz
  • Características principales
    • Procesador: Mediatek Helio G90T
      • 2 x 2.05 Ghz @ Cortex-A76
      • 6 x 2.0 Ghz @ Cortex-A55
    • GPU: Mali-G76 MC4
    • Sistema operativo: realme UI basado en Android 10
  • Memoria
    • ROM: 64 GB UFS 2.1
    • RAM: 4 GB LPDDR4x en dual channel
    • MicroSD: Si
  • Cámaras
    • Traseras:
      • Principal: 48 Mpx f/1.8
      • Ultra gran angular: 8 Mpx f/2.3
      • Retrato: 2 Mpx f/2.4 Blanco y negro
      • Macro: 2 Mpx f/2.4
    • Delantera: 16 Mpx f/2.0
  • Conectividad
    • WiFi 802.11 ac
    • Bluetooth 5.0
    • GPS | AGPS | GLONASS
    • NFC
    • Toma de auriculares
    • USB Tipo C
  • Sensores
    • Lector de huellas lateral
    • Inducción magnética, luz, proximidad, aceleración y giroscopio
  • Protección: Resistente a salpicaduras
  • Batería:
    • 4300 mAh Li-Po
    • Carga rápida: VOCC de 30W

Si leíste el análisis de mi compañero Iván sobre el realme 6, enseguida habrás descubierto los pequeños elementos diferenciadores de este nuevo realme 6s respecto al anterior. El principal cambio radica en el sensor principal de su cámara de fotos, pasando de 64 megapíxeles a un más que probado sensor de 48 megapíxeles.

El resto de diferencias son más sutiles, aunque también importantes. Ya que el nuevo realme 6s solo está disponible en una configuración de 64 GB de almacenamiento y 4 GB de memoria RAM. No existe ninguna otra opción adicional, o lo tomas o lo dejas. Además de solo disponer de dos colores a elegir.

Un diseño que engaña a la vista

La primera sensación al tener el nuevo realme 6s en nuestras manos es la de ser un smartphone de gama superior. Su trasera aparentemente de cristal y un marco que parece ser de metal. Aunque se queda solo en eso, apariencia, ya que los materiales elegidos son el plástico.

En el caso de la unidad que hemos analizado, en Blanco Lunar, el efecto similar al cristal está realmente conseguido. Puede que la elección de colores sea un poco «sosa» ya que son recurrentes en el sector, incluso dentro de la propia realme. ¿Podrían haber arriesgado un poco en este aspecto? Si, pero tampoco es algo que penalice en absoluto.

Un diseño que engaña a la vista

Usar un material como el plástico, aparentando ser otro material, es en realidad una elección muy inteligente. Ya que a diferencia del cristal o el metal, el plástico es un material más sufrido, que resiste mejor el uso diario y no es tan frágil. Aunque siempre es recomendable usar la funda que viene incluida, para evitar posibles arañazos.

Si analizamos en detalle el nuevo realme 6s, empezando por el panel trasero, podemos ver que la protagonista es la cámara. Siendo junto al logotipo de realme, los únicos elementos que encontraremos, sin olvidarnos del bonito efecto que observaremos al incidir la luz en dicho panel.

El lector de huellas se encuentra en el propio botón de encendido

Pasando al marco que rodea la pantalla, en el lateral derecho encontramos el botón de encendido que además es el lector de huellas. Un lector que funciona realmente rápido, ya que tendremos el dispositivo desbloqueado en cuanto lo sujetemos con la mano.

En el lateral izquierdo se encuentran la bandeja para la doble tarjeta SIM y la ampliación de memoria usando una microSD. Acompañada de los botones de volumen. En el borde inferior es donde encontraremos el resto de elementos, tanto la toma de auriculares, el puerto USB tipo C y el único altavoz que dispone el smartphone.

El nuevo realme 6s dispone de todas las conexiones que podemos esperar en pleno 2020

Poniendo todo lo anteriormente mencionado, podemos decir que realme ha apostado sobre seguro en el diseño del nuevo realme 6s. Un diseño pensado para gustar a la mayoría de usuarios, sin extravagancias, pero sin renunciar a un toque de glamour con esa apariencia a cristal. Un buen envoltorio para una de las joyas del dispositivo.

Pantalla de 90Hz, una nueva experiencia para todos

Porque así podemos denominar la pantalla del nuevo realme 6s, una pequeña joya en un dispositivo destinado a ser asequible. Más allá de sus 6.5 pulgadas con una relación de aspecto 20:9 y una resolución de 2400 x 1080 píxeles, su principal reclamo son los 90 Hz de refresco.

Lo que hasta ahora estaba destinado exclusivamente a smartphones de gamas superiores, ahora lo tenemos disponible en un dispositivo de gama media. Y realmente es una de las mejores experiencias que se puede poner a disposición de los usuarios.

Pantalla de 90Hz, una nueva experiencia para todos

Hasta ahora los smartphones que usamos usan una frecuencia de refresco en la pantalla de 60 Hz, eso quiere decir que en cada segundo pasan por delante de nuestros ojos 60 imágenes. La pantalla del realme 6s sube la apuesta hasta los 90 Hz o lo que es lo mismo, 90 imágenes por segundo.

Esto es algo que notaremos inmediatamente al usar el teléfono, la fluidez en los movimientos de la interfaz, la suavidad al hacer scroll y a la hora de disfrutar de los juegos. Dentro de los ajustes del teléfono disponemos de la opción de dejar que la frecuencia de refresco se ajuste automáticamente, fijarla en 60 Hz o en 90 Hz.

El comportamiento en líneas generales de la pantalla esta a un gran nivel

Personalmente lo hemos configurado para que este a 90 Hz todo el tiempo, lo que penaliza un poco en la autonomía en general, pero la grandísima experiencia de uso lo compensa con creces. Y no solo es una pantalla rápida, sino que además tiene una representación de colores que resaltan, además de la gran nitidez.

Quizá el talón de Aquiles esté en el control del brillo automático, a veces resulta algo perezoso o demasiado conservador. Tendiendo a usar niveles de brillo demasiado escasos, algo que debería solucionarse por software y resolverlo de un plumazo por parte de realme.

Disponer de una pantalla de este tipo, en un smartphone de 200€, parecería imposible hasta hace poco. Pero aquí estamos, ante el nuevo realme 6s que no solo ofrece una pantalla rápida, sino que además se disfruta en cualquier uso que le demos al smartphone.

Rendimiento pensado para jugar

No vale de nada disponer de una pantalla de este tipo, si el resto del smartphone no acompaña a la experiencia. Y en realme no han escatimado en ello, dotando al nuevo realme 6s del Helio G90T de Mediatek, uno de sus últimos procesadores. En concreto, este modelo está pensado para disfrutar.

A diferencia de otros dispositivos, en los que se opta por un procesador que tenga un equilibrio entre potencia y eficiencia energética, primando especialmente esto último. El Helio G90T está pensado para estar a la altura en cualquier tipo de situación al que lo enfrentemos.

Rendimiento pensado para jugar

Obviamente no es un procesador de gama alta, pero teniendo en cuenta el segmento al que pertenece, su rendimiento es delicioso. No solo se desenvuelve como la seda a la hora de ejecutar aplicaciones y moverse entre ellas, algo a lo que ayudan los 4GB de memoria RAM y la pantalla de 90 Hz.

Sino que además está a la altura en la ejecución de juegos, desde los más sencillos hasta los más exigentes. Hemos jugado en el nuevo realme 6s a NBA Live 2020 o Alto’s Odyssey, obteniendo una experiencia realmente satisfactoria. La misma experiencia que hemos obtenido jugando a juegos que han exprimido el procesador al máximo.

El nuevo realme 6s soporta sin problemas los juegos más exigentes

Desde Honkai Impact 3rd, pasando por Shadowgun Legends o Asphalt 9 e incluso Fortnite. Este último pese a estar limitado a 30 fps, la experiencia ha sido totalmente fluida en un nivel de calidad medio. Pero en general la combinación del Helio G90T y la pantalla de 90 Hz, abre una nueva experiencia de juego.

Lógicamente no todos los juegos han aprovechado la rapidez de la pantalla, sin embargo, ayuda en general a disfrutar de una suavidad que no encuentras en otros smartphones de la misma gama. Por lo que podemos decir que estamos ante quizá uno de los teléfonos más asequibles si queremos disfrutar de los juegos móviles con garantías.

El único aspecto, limitante por decirlo de alguna manera, es el almacenamiento de 64 GB. Suficiente para la gran mayoría de usuarios, aunque nos hubiera gustado disponer de 128 GB ¿aunque para eso está el realme 6 no? En estos pequeños detalles, muy sutiles, vemos la estrategia de realme con este smartphone.

La carga ultra rápida como sello de identidad

Haciendo un símil con el juego de la oca, de oca en oca y tiro porque me toca, llegamos a otro de los aspectos determinantes del nuevo realme 6s. Más allá de la autonomía que podamos obtener gracias a los 4300 mAh de su batería, unas 5 horas aproximadas de pantalla, jugando todo el tiempo a 90 Hz.

Y unas más que solventes 8 horas de pantalla haciendo un uso más relajado del dispositivo, en un uso diario del mismo. La protagonista de este apartado es la carga ultra rápida que dispone el nuevo realme 6s, hablamos de la tecnología VOCC de 30W que hemos visto en otros dispositivos de la compañía.

La carga ultra rápida como sello de identidad

Una tecnología que a pesar de haberla visto más de una ocasión, sigue impresionando como el primer día. En menos de 1 hora ya disponemos de una carga del 100%, alcanzando el 60% en 30 minutos aproximadamente. Lo que nos permite la «arrogancia» de poder cargar el teléfono casi en cualquier momento y disfrutar el resto del día sin preocupaciones.

Eso si, nos hubiera gustado disponer de unos miliamperios más y ya habría sido la guinda del pastel. Aunque con esta carga ultra rápida, en realidad nos da igual disponer de un poco más de autonomía o no, viendo el poco tiempo necesario para recuperarla. Pequeños detalles que no valoras, hasta que los pruebas.

Pleno de conexiones y sonido potente

No todo iba a ser perfecto en el nuevo realme 6s y llegamos a uno de esos apartados. Tampoco os asustéis demasiado que es un pequeño detalle solamente. Empezando por las conexiones, el smartphone presenta una lista de méritos intachable. Poniendo a nuestra disposición todo lo que podemos esperar en pleno 2020.

Empezando por las conexiones inalámbricas, encontramos la presencia del WiFi 802.11 ac junto al bluetooth 5.0 por lo que ninguna pega. Si pasamos a las conexiones físicas, disponemos de toma de auriculares y puerto USB de tipo C, por lo que seguimos cumpliendo expectativas.

Pleno de conexiones y sonido potente

Y si, por si alguno tenía dudas, el nuevo realme 6s dispone de la tecnología NFC que nos permitirá realizar pagos usando el smartphone. Un simple detalle, que podría hacer descartar a más de un usuario este dispositivo y que realme ha sabido conquistar.

¿Hasta ahora todo correcto no? Si, pero llegamos al apartado sonoro y aquí es donde echamos en falta algo. Solo disponemos de un altavoz para disfrutar de la experiencia multimedia en el dispositivo, eso si con una potencia a prueba de los más altos niveles de volumen. Y acompañado la tecnología Real Sound de la mano de Dirac Research.

Disponer de toma de auriculares siempre se agradece

Pero nos hubiera gustado la presencia de un segundo altavoz, aunque sea usando el auricular del propio dispositivo. Sin embargo, teniendo en cuenta el segmento al que va dirigido el nuevo realme 6s y su precio asequible, podemos decir que cumple con creces respecto a muchos de sus rivales.

realme UI, sigue pendiente de unificarse

Llegamos al apartado en el que realme está llevando a cabo una transición, pasando de ColorOS al reciente realmeUI. Una interpretación del sistema más cercana a lo que podría ser Android puro, pero sin llegar a serlo en ningún momento. Hablando de Android, disponemos de Android 10 actualizado al último parche disponible en el momento del análisis.

Hasta ahora, esperemos que quede atrás, el software era un aspecto agridulce en realme. Nos hemos encontrados con smartphones que venían de fábrica con un exceso de aplicaciones preinstaladas y otros casi limpios. El nuevo realme 6s es de estos últimos, con un software limpio si exceptuamos dos aplicaciones que podemos desinstalar sin problemas.

realme UI, sigue pendiente de unificarse

Si hablamos de la experiencia de uso, realmeUI ofrece una fluidez en todo momento y no hemos encontrado ningún parón o retraso a la hora de ejecutar aplicaciones. En términos de personalización, encontramos pequeños detalles que se agradecen, como la personalización de iconos o la posibilidad de usar temas.

El único problema, por así llamarlo, es la falta de unificación del sistema entre los dispositivos de realme. Podemos usar un realme X3 SuperZoom en el que encontramos la misma versión de realmeUI, donde disponemos por ejemplo de Google Discover. Sin embargo, en el realme 6s no está disponible.

El nuevo realme 6s viene con realmeUI basado en Android 10

Es un pequeño matiz y obviamente con la llegada de nuevas actualizaciones llegará dicha unificación. Pero es algo que existe y nos ha resultado un tanto extraño. Hablando de actualizaciones, de momento disponemos de la última versión de Android y su parche de seguridad, algo que esperemos continua a lo largo del tiempo.

Dicho todo lo anterior, debemos poner en valor el esfuerzo en realme por ofrecer un sistema cercano a Android puro, pero con pequeñas personalizaciones que lo dotan de un elemento diferenciador. Necesita evolucionar, pero la receta por ahora parece que tendrá buen resultado.

Fotografía preparada para todo

Y alcanzamos el mayor elemento que diferencia el nuevo realme 6s del también nuevo realme 6. El apartado fotográfico, especialmente el sensor principal, que pasa de los 64 megapíxeles a los 48 megapíxeles. Siendo exactamente iguales el resto de sensores en ambos dispositivos.

En principio la rebaja en el sensor principal tampoco debería plantear ningún problema. Ya que estamos ante un sensor de 48 megapíxeles que está más que probado y sabemos de sus más que solventes capacidades. Una elección que vista en perspectiva, toma toda su lógica.

Fotografía preparada para todo

No solo por abaratar el smartphone usando este sensor, sino que al proporcionar fotografías de menor tamaño no penaliza en demasía el disponer «solo» de 64GB. Aquí realme demuestra que no da puntada sin hilo y esto es un buen ejemplo de ello.

Quizá es en el resto de sensores donde el nivel de calidad baja unos cuantos escalones, algo que no solo ocurre en el realme 6s sino que es algo aplicable a la gran mayoría de smartphones de esta gama. Se ha puesto de moda acompañar de un sensor principal de muchos megapíxeles, de cuantos más sensores mejor.

El resto de sensores pueden funcionar para Instagram, pero poco más

Encontrándonos un sensor de 8 megapíxeles para el ultra gran angular, un sensor de 2 megapíxeles dedicado para retratos y otro sensor de 2 megapíxeles especial para macro. Poniendo sobre la mesa una amplia oferta de opciones en el apartado fotográfico.

Sin embargo, el problema está en que ninguno de estos sensores está a la altura del sensor principal. Notándose una diferencia en la calidad de las imágenes obtenidas respecto a este, algo que se acentúa en condiciones lumínicas escasas. Quizá solo el ultra gran angular se defienda en según que situaciones.

Galería fotográfica con el realme 6S

Aquellos a los que les guste experimentar y probar cosas diferentes, tienen a su disposición un abanico de opciones. Siempre siendo conscientes de los resultados que podemos obtener y recomendando apostar por el sensor de 48 megapíxeles en la mayoría de situaciones.

Un sensor que ofrece un gran nivel de detalle, en condiciones optimas de iluminación y que siempre puede ser exprimido un poco más si hacemos uso de una aplicación de terceros que nos permita realizar fotografías en modo RAW. Haciendo que obtengamos imágenes de gran calidad, a costa de tener que tomarnos un poco de tiempo para obtenerlas.

realme 6s ¿el smartphone a recomendar?

La estrategia de realme ha cambiado radicalmente respecto al año pasado, en el que se presentaron en España con pocos dispositivos y muy diferenciados entre ellos. Sin embargo en este 2020, parecen que han apostado por la estrategia del «por un poquito más», para alcanzar un mayor espectro de usuarios.

Si analizamos la familia de dispositivos con la etiqueta realme 6, encontramos cuatro opciones. El más económico realme 6i, el realme 6 en un escalón superior y el realme 6 pro por encima de todos. ¿Dónde se sitúa el nuevo realme 6s? Pues justo debajo del realme 6.

realme 6s ¿el smartphone a recomendar?

Tal y como hemos ido mencionando a lo largo del análisis es en un alto porcentaje el mismo smartphone, a diferencia del sensor principal de la cámara. Unido a la restricción en los colores a elegir y la única configuración de almacenamiento + memoria RAM.

Por lo que si eres de los que buscan un smartphone de 200€, ni uno más, el nuevo realme 6s es la opción que deberías tener muy en cuenta. Si además eres de los que disfrutan en sus ratos de ocio jugando, más aún, gracias al gran conjunto que hacen su procesador Helio G90T unido a su pantalla de 90 Hz.

Puedes reservar el nuevo realme 6s en la web oficial de realme España por 199€

Sin embargo, si puedes gastarte un poquito más, ahí está el realme 6 que dispone de un sensor de 64 megapíxeles, además de una amplia variedad de configuraciones. Especialmente en el almacenamiento, donde alcanzamos los 128 GB de memoria.

Así que si somos estrictos en el presupuesto, por 200 euros aproximadamente e incluso un poquito menos, el realme 6s pone a nuestra disposición la mayor cantidad de tecnología posible en nuestras manos a un precio asequible. Posicionándose como uno de los smartphones a recomendar, sin pasarnos de su precio justo.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis realme Buds Air Neo
Análisis Xiaomi Redmi Note 9 Pro
Análisis realme Watch
11 Novedades de Android 11
Análisis Xiaomi Mi 10 Lite
SPC Jasper, un móvil para personas mayores
Análisis OPPO Find X2 Neo
Las REDES 5G y sus beneficios
2 alternativas para no decir Ok Google
Análisis realme X3 Superzoom
Análisis Samsung Galaxy M31
Análisis OPPO Find X2 Lite
Comparativa OnePlus 8 vs OnePlus 8 Pro
Analizamos el Nest Wifi
Análisis realme 6 Pro

Lo más visto

Nuevas funciones filtradas y fotografías de la Xiaomi Mi Band 5
Los problemas más habituales de Zoom y cómo se solucionan