Xiaomi Mi 10T Pro: análisis: todas sus cifras son altísimas, menos la del precio

Xiaomi Mi 10T Pro: análisis: todas sus cifras son altísimas, menos la del precio

Hemos pasado varios días probando el Xiaomi Mi 10T Pro, el último móvil de Xiaomi que ofrece rendimiento bestial y gran cámara a un precio no tan alto.
30/09/2020 a las 15:00 UTC · Ivan Peñalba Solís

Soplan vientos de cambio en Xiaomi. La compañía que en una década ha pasado de no existir a convertirse en uno de los principales fabricantes de electrónica de consumo en España parecía estar abandonando la esencia al aplicar una política de subida de precios más que evidente. El Xiaomi Mi 10T Pro parece una excepción, ofreciendo un rendimiento bestial a un gran precio.

Si bien es digno de mención que Xiaomi quiera demostrar poderío tecnológico midiéndose en las grandes ligas, este cambio ha dejado de lado seguramente a los fans más entusiastas de la marca, a aquellos que apostaban por Xiaomi al ser el fabricante capaz de hacer terminales premium a un precio que la marca considera honesto, y que los usuarios definimos como calidad / precio.

Xiaomi no quiere dejar de lado a su público más tradicional, y ha aprovechado el cariño de los usuarios a los Mi 9T y Mi 9T Pro para crear un dispositivo que contente a los más entusiastas de Xiaomi, o que simplemente busquen un móvil que sea excepcional en todos los sentidos a un precio mucho más razonable de lo que hemos visto en el sector premium de 2020.

La apuesta por el 5G ha hecho inevitable que Xiaomi haya tenido que subir precios también en estos modelos, aunque en esta situación lo ha compensado con un Mi 10T Lite que manteniendo el precio del 9T es más atractivo en varios aspectos. Hemos pasado varios días probando el mejor de los modelos, y te contamos nuestras impresiones.

Xiaomi Mi 10T Pro: características técnicas

  • Pantalla:
    • 6,67 pulgadas.
    • Tasa de refresco: 144 Hz para la pantalla.
    • HDR 10+
    • Resolución: FHD+.
  • Rendimiento:
    • Procesador Snapdragon 865.
    • 8 GB de memoria RAM LPDDR5.
    • 128 / 256 GB de almacenamiento UFS 3.1.
  • Cámaras:
    • Traseras:
      • 108 Mpx con estabilización óptica OIS.
      • 5 Mpx para fotografía macro.
      • 13 Mpx ultra gran angular.
    • Grabación de vídeo 8K.
    • Delantera:
      • 20 Mpx en agujero.
  • Batería:
    • Capacidad: 5000 mAh.
    • Carga rápida de 33 W
  • Peso: 218 gramos.
  • Medidas: 165,1 x 76,4 x 9,33 mm.
  • Conectividad: 4G / 5G, WiFi 6, Bluetooth 5.0, NFC,
  • Sonido:
    • Doble altavoz estéreo.
    • Jack de auriculares: No.
  • Sistema:
    • Android 10.
    • Capa de personalización: MIUI 12.

Qué ojo tienes, Xiaomi Mi 10T Pro

Es lo primero que piensas al ver este móvil. Es prácticamente imposible no fijarse en el módulo de las cámaras, el cual no solo sobresale en medida de lo que 2020 nos ha terminado acostumbrando, sino que además destaca por un diseño único en sus módulos.

La cámara principal de 108 Mpx en la que tanto hincapié lleva haciendo Xiaomi desde el Mi Note 10 del año pasado capta nuestra mirada al instante. Si bien el sensor no es más grande que en generaciones anteriores, los marcos y el uso del espacio y los colores transmite la sensación de inmensidad. No es para menos, ya que el sensor hecho en colaboración con Samsung merece destacar por la calidad ya demostrada.

Acompañando a dicho sensor tenemos en la parte inferior del módulo una cámara ultra gran angular de 13 Mpx, un sensor de 5 Mpx para fotografía macro, un flash LED y un sensor de temperatura de color.

Apreciamos también en la parte trasera el logo de Xiaomi colocado en la otra esquina, alineado horizontalmente, lo que nos dice que es un móvil en el que el logo de Xiaomi y el 5G se apreciarán cuando vayamos a sacar fotos.

Sacar el móvil para tomar fotografías capta la atención. Es único, original y vistoso, en el mejor de los sentidos.

Respecto a las medidas, se trata de un móvil grande y pesado, en la línea de la gama alta de 2020, 10 gramos más pesado que los Mi 10 y Mi 10 Pro. Gracias a sus curvas y grosor no es excesivamente difícil de sujetar, aunque tampoco es un móvil que podamos definir precisamente de manejo cómodo.

La pantalla es gigantesca y como ya es habitual ocupa una gran parte del frontal. La barbilla, aunque reducida, es notoria, y en la esquina superior izquierda encontramos la última de las cámaras.

En el marco inferior apreciamos la ranura para 2 tarjetas SIM (nada de MicroSD), puerto USB C, micrófono y altavoz principal, igual de mal ubicado que en los Mi 10, siendo muy fácil de tapas por accidente cuando sujetamos el móvil en horizontal.

En el marco superior se aprecia un segundo altavoz, más pequeño y algo mejor ubicado. También el micrófono de cancelación de ruido y el puerto de infrarrojos. Xiaomi es de las pocas que sigue apostando por este puerto, y nos parece un añadido que apenas ocupa espacio y que es capaz de aportar mucho valor añadido.

Por último tenemos el lector de huellas dactilares ubicado en el botón de encendido y los botones de volumen. La colocación es la correcta y no se hace difícil utilizarlo.

La máxima velocidad por precio de Xiaomi

Para Xiaomi, la T es sinónimo de Turbo, y por ello la velocidad era un aspecto no negociable para Xiaomi. A pesar de no tener lo último de Qualcomm, el Snapdragon 865 sigue siendo una de las bestias más potentes de 2020 en cuanto a rendimiento. Junto a las memorias LPDDR5 y UFS 3.1, el sistema se mueve sin ningún tipo de concesión.

Pero la velocidad no se limita únicamente a tener la máxima potencia, sino también a cómo se siente, y para ello tenemos una pantalla con una tasa de refresco máxima de 144 Hz, igualando a los monitores de PC gaming y posicionándose entre las pantallas móviles más rápidas. La tasa de refresco es adaptativa, y podrá reducir su ritmo en función del contenido que estemos utilizando para paliar el consumo de batería.

El sistema y las animaciones están diseñados para que el sistema no solo sea rápido, sino para que además se sienta fluido. La experiencia de inmediatez se siente muy natural.

Una de las fortalezas del panel IPS es lo bien que se ve al sol.

Para conseguir esta fluidez extrema, tenemos que hacer una serie de concesiones, y es que el panel utiliza tecnología IPS en lugar de AMOLED. A pesar de que Xiaomi defiende que la elección del panel no implica una peor calidad de imagen y que el uso de IPS ofrece colores más reales, la realidad es que la única diferencia que encontramos frente a una buena pantalla con tecnología AMOLED es que los grises y negros tienen una calidad notoriamente inferior, al no apagar e iluminar los píxeles de forma independiente, lo que hace que el modo oscuro se sienta un tanto más «cutre», así como películas o series que jueguen mucho con las sombras.

Detalles de importancia en la experiencia de uso

Comentando más detalles sobre la experiencia de gama alta, el motor de vibración háptica es buenísimo, muy cercano en experiencia al de los iPhone. Siempre hemos criticado que Xiaomi no se tomase nada en serio este apartado, pero en sus mejores móviles de 2020 han dado un salto de calidad tremendo.

  • Tenemos sonido estéreo, aunque está lejos de ofrecer una experiencia de gama alta. Tener más altavoces no es garantía de que el sonido vaya a ser excelente, y los Mi 10T son la prueba fehaciente de ello. Tampoco es mal sonido, pero deja mucho que desear respecto al de los Mi 10, el cual nos fascinó por su extraordinaria calidad.
  • Respecto a la autonomía, la experiencia ha sido similar al resto de móviles con 5G que hemos visto este año. El incremento de antenas aumenta el consumo, incluso si no estás conectado a redes 5G, y el aumento de batería no repercute en un aumento de batería, sino más bien en un «no decremento». Tendremos autonomía para todo el día, incluso en jornadas muy exigentes, en mi uso habitual para unas 5 horas de pantalla.
  • Hablando de 5G, parece que en las últimas semanas la mayoría de operadores está comenzando a añadir la nueva generación de redes móviles en España, por lo que ahora si comienza a cobrar sentido. El 5G ya es un futuro cercano para cada vez más usuarios, y aunque no hemos podido probar dicha conectividad, sabemos que está bien preparado.
  • Tenemos un cargador con carga rápida de 33 W incluido en el dispositivo, capaz de cargar la batería por completo en una hora,. No contamos con carga inalámbrica, por si tenías alguna duda al respecto.
  • Como es habitual en la marca, tenemos una funda de goma transparente incluida también. No es la funda ideal, pero al menos sirve para proteger el móvil en lo que buscas una que encaje con tus gustos.

Una de las mejores cámaras de su rango de precios

Siempre decimos que los megapíxeles no son un sinónimo directo de calidad, y es que por mucho que salgan móviles con cifras cada vez mayores, muchas de las mejores cámaras del mercado siguen usando sensores de 12 Mpx, incluso de generaciones anteriores. El software, y como este se debe adaptar a las características de cada tipo de sensor para sacar lo máximo de este.

Dicho todo eso, el sensor de 108 Mpx creado en colaboración entre Xiaomi y Samsung es estupendo, y la compañía china sabe exprimir bien su potencial. No hay mejoras radicales respecto a los Mi 10, y eso son buenas noticias, ya que en la mayoría de ocasiones nos encontramos con colores muy agradables que huyen de las saturaciones típicas presentes en los modelos más asequibles de la marca. Ni cielos ultra azules, ni cesped color verde nuclear, ni rojos exageradamente rojos.

  • No contamos con zoom óptico, pero la combinación entre software y resolución hace que el modo de dos aumentos sea muy claro y que el digital de 10 sea lo suficiente como para que podamos hacer zoom en carteles muy lejanos o letras muy pequeñas y que podamos leerlas. Ninguna cámara móvil lo promociona, pero a nivel personal nos parece un truco de accesibilidad increíble, especialmente para personas que tengan problemas para leer determinados textos. El nivel de detalle es de lo mejor de la cámara del Mi 10T Pro.
  • En cuestiones de rango dinámico, Xiaomi está muy lejos de Google y Apple, y el modo HDR se queda por detrás. Si el uso de una cámara de 108 Mpx te da como ventaja mucho detalle, al ser imágenes tan grandes, la posibilidad de que el software capture varias imágenes en varios niveles de exposición y las combine
  • El selfie tampoco está nada mal, aunque en ocasiones se nota que nos hace un pequeño lavado de cara, incluso con el filtro belleza deshabilitado.
  • Al igual que con los Mi 10, el Mi 10T Pro cuenta con capacidad para grabar vídeo en 8K, estando limitada cada grabación a 6 minutos. La grabación en vídeo en 4K a 60 imágenes por segundo es menos ambiciosa, pero nos deja con resultados más satisfactorios.

Fotografías tomadas por el Xiaomi Mi 10T Pro.

MIUI 12, una capa con identidad propia que cada vez nos gusta más

La gran novedad de MIUI 12 es el centro de control, el cual se inspira en iOS para ofrecer unos ajustes rápidos y controles del hogar más visuales a cambio de separar los ajustes rápidos de la cortina de notificaciones. ¿Y cómo funciona? Si deslizamos desde el lado izquierdo abriremos las notificaciones, mientras que si lo haces desde la derecha abrirás el nuevo menú. Es muy bonito, pero menos práctico, aunque si quieres puedes recuperar el viejo menú en los ajustes.

El sistema de ventanas flotantes es otra característica en la que Xiaomi ha invertido muchos esfuerzos, y se nota. Desde la ventana de multitarea podremos abrir cualquier aplicación en formato de ventana flotante. Esta ventana tiene una barra en la parte inferior que actúa como el menú de inicio y nos permite cerrar la aplicación flotante, mientras que la barra de la parte superior nos permite mover la ventana flotante a donde queramos. Si la llevamos a una esquina, se hará más pequeña, quedándose en espera hasta que la toquemos, y así vuelva a su estado anterior.

Además de poder abrir aplicaciones en este modo, Xiaomi se ha inventado un atajo muy curioso. Cuando recibamos una notificación, basta con deslizar hacia abajo, y tendrá el efecto de abrir la notificación, pero en lugar de hacerlo en la app a tamaño completo, la desplegará en la ventana flotante. Una implementación brillante que convence y que hace MIUI pase de ser una capa que no solo aporta estética, sino utilidades reales.

La nueva aplicación de cámara nos encanta. No solo es extremadamente fácil de utilizar, sino que además nos ofrece la posibilidad de personalizar el orden y lugar de cada uno de los modos de fotografía. Hasta ahora, la aplicación de cámara de Samsung era la única que lo hacía, y que MIUI 12 adopte este sistema aporta mucho valor añadido.

El modo de visualización de la pantalla es de los mejores. No solo tenemos modo oscuro, como ya es norma desde el lanzamiento de Android 10, sino que también tenemos la posibilidad de forzar modo oscuro en aquellas aplicaciones que aún no lo tengan implementado. El modo oscuro se puede programar por horarios, pero aún no tenemos la opción de sincronizarlo con el atardecer y amanecer.

Para mejorar la relajación al usar el modo nocturno, tenemos dos modos para ahorrar fatiga visual: el clásico modo filtro de luz azul y un segundo modo que convierte los fondos planos en un modo de textura de papel.

Respecto al sistema operativo, tenemos Android 10, algo que aunque no decepciona, que trajese Android 11 de salida habría sido un puntazo espectacular. A nivel de seguridad incluye de serie el parche de seguridad de septiembre, y novedades como Nearby Share, el Airdrop oficial de Android viene preinstalado. Esto no sustituye a Mi Drop, la alternativa de la propia Xiaomi, ya que tenemos la opción de usar cualquiera de los dos sistemas al venir ambos integrados en el sistema.

Como único punto negativo, puntualizaría que la altura del teclado es un horror: No sé que ocurre con Gboard de serie, pero su tamaño es extremadamente pequeño. Si pones la altura al máximo, tendrás GBoard a un tamaño en altura equivalente al normal.

El Xiaomi Mi 10T Pro es un móvil con muchísimo poder, si no tenemos en cuenta que…

Hay que considerar que los Xiaomi Mi 10T y Mi 10T Pro, a pesar de ser terminales que podemos ubicar en la gama alta, usan componentes de menor categoría, no solo los frente Mi 10 (los cuales siguen siendo el modelo insignia de Xiaomi), sino también que los móviles más caros con los que Xiaomi ha querido medirse. Si Xiaomi usa un panel IPS con frecuencia adaptativa y no AMOLED es porque es notablemente más barato (a día de hoy, el único panel AMOLED con tasa de refresco adaptativa es el Galaxy Note 20 Ultra), igual sucede con la ausencia de lector de huellas en pantalla, o un sistema de altavoces que está muy lejos de la gama actual.

Esto no es una crítica, ni mucho menos. Los argumentos de Xiaomi para comercializar estos terminales se basan en ofrecer más números que sus supuestos rivales y vender su eslogan de «Honest pricing», eslogan del que se acuerdan solo cuando hacen productos más baratos. El recorte en precios no viene por arte de magia, sino por una elección más sensata en los componentes.

En el momento de escribir este artículo, el Xiaomi Mi 10 es mucho más competente en calidad, y en precio.

Los Mi 10T y Mi 10T Pro son terminales excepcionales, pero estando el Xiaomi Mi 10 de 256 GB al precio que se encuentran no le veo sentido. Dentro del catálogo de Xiaomi, tenemos la misma cámara espectacular, el mismo rendimiento, una pantalla con menos hercios, pero con una calidad que está 3 o 4 escalones por encima, además de contar con uno de los mejores sistemas de sonido estéreo del mercado y carga inalámbrica.

Sé que es una comparación injusta, porque el Mi 10 lleva meses en el mercado y los Mi 10T y Xiaomi Mi 10T Pro aún no han tenido oportunidad de rebajar su precio (y seguramente bajen en los próximos meses), pero estando hoy al precio que están, yo me haría con un Mi 10 antes de que comiencen a desaparecer.

La única razón sensata para elegir los Mi 10T es el querer tener más hercios que nadie (a pesar de una peor calidad de imagen), que realmente prefieras el sensor de huellas en pantalla, que quiera un móvil con doble SIM (el Mi 10 solo soporta una SIM) o que te guste estéticamente el módulo de las cámaras. Obviamente la comparación es en el marco actual, ya que en el momento que empiece a costar 100 euros menos que el Mi 10 si que quizás merezca más la pena.

Nota: Algunos de los enlaces a tiendas de este artículo contienen código de afiliación. Con ellos apoyas nuestro trabajo a la vez que confirmamos que son tiendas fiables y con garantías. Tu no pagarás más y tampoco comprometemos nuestra neutralidad en las elecciones de enlaces.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Experiencia gaming al máximo
Análisis Nest Audio
Probamos Genshin Impact en Android
Análisis Samsung Galaxy Z Fold 2
Exprimiendo la cámara de vídeo del OPPO Find X2 Pro
Análisis Motorola Moto G9 Plus
Análisis Ecovacs Deebot N3 Max
Análisis Poco X3 NFC
Opinión OPPO Watch
Probamos el Samsung Galaxy Z Fold 2 5G, el mejor plegable del mundo
Análisis Nubia Red Magic 5S
10 trucos y consejos para las notas de voz de WhatsApp
Análisis OnePlus Nord
Análisis ASUS ROG Phone 3
Análisis Google Pixel Buds 2

Lo más visto

Nuevo Xiaomi Mi Watch: un reloj inteligente con hasta 16 días de autonomía
El Chromecast con Google TV permite usar accesorios por cable