Análisis OPPO Reno 4 Pro: este móvil es más rápido de la cuenta

Análisis OPPO Reno 4 Pro: este móvil es más rápido de la cuenta

OPPO ha lanzado en España un nuevo terminal de gama alta, el OPPO Reno 4 Pro, que hemos analizado. Esta es nuestra opinión.

OPPO es una de las pocas marcas que no presenta dos buques insignia cada año. Eso lo hemos visto en Huawei, Xiaomi o Samsung. No obstante, eso no quiere decir que la compañía no ofrezca más que un gama alta al año. No es exactamente así y el OPPO Reno 4 Pro es un buen ejemplo de ello.

A principios de año OPPO anunció el que sería su flagship de 2020, el OPPO Find X2 Pro. Que el nuevo Reno 4 Pro no tenga las mismas o mejores especificaciones no quiere decir que no sea un gama alta. Digamos que no es un gama alta premium.

Nosotros hemos estado algo más de una semana con él y ya os vamos avanzado que la velocidad de este móvil no es la que esperábamos. Es mucho mayor.

Características OPPO Reno 4 Pro

  • Pantalla:
    • 6,55 pulgadas.
    • Resolución: 2400 x 1080 px.
    • Tasa de refresco: 90 Hz.
    • Tecnología: AMOLED.
    • Rendimiento:
      • Procesador Snapdragon 765 G.
      • 8 / 12 GB de memoria RAM LPDDR4x.
      • 128 / 256 GB de almacenamiento UFS 2.1.
  • Cámaras:
    • Traseras:
      • Sensor principal: 48 Mpx.
      • Ultra gran angular: 12 Mpx con Modo Ultra Night Video.
      • Telefoto: 13 Mpx con zoom óptico 2x.
    • Delantera:
      • Sensor de 32 Mpx.
  • Batería:
    • Capacidad: 4.000 mAh.
    • Carga rápida de 65 W.
  • Dimensiones: 159.6 x 72.5 x 7.6 mm.
  • Peso: 172 g.
  • Conectividad: 4G / 5G, WiFi, Bluetooth 5.0, NFC.
  • Sistema:
    • Android: 10
    • Interfaz: Color OS 7.2

Elegante y casi delicado

OPPO es uno de los fabricantes que más cuida el apartado estético de sus dispositivos. En este caso estamos ante un terminal bastante convencional cuando lo miramos de frente, con un cuerpo alargado y una pantalla curvada que tiene una perforación en la esquina superior izquierda para alojar la cámara delantera.

Sobre esta pantalla tenemos el altavoz secundario, mientras que el principal está en la parte inferior, junto al conector USB C.

En la parte derecha tenemos el botón de encendido y en la izquierda los 2 botones de volumen. OPPO suele hacer esto y la realidad es que a veces es incomodo porque cuando agarramos el móvil con una mano, porque no queramos que se resbale o se caiga, es muy posible que hagamos una captura de pantalla sí está desbloqueado, al pulsar a la vez de botón de encendido y el de bajar volumen.

En la parte trasera destaca el módulo con la triple cámara, en la misma posición que la mayoría de terminales pero con un diseño que lo hace bastante reconocible. Aunque lo que de verdad es reconocible ss la serigrafía que vemos en esta zona y que cambia de color en función de cómo le dé la luz del Sol.

Al contrario que el OPPO Find X2 Pro, este dispositivo es bastante ligero y fino para la potencia que guarda en su interior, y nos ha recordado a los OnePlus 8 y 8T, siendo eso una de las mejores cosas que le podemos decir a un terminal cuando hablamos de sus cifras de peso y dimensiones.

Este móvil va más rápido de la cuenta

Cuando miramos la hoja de especificaciones de este móvil podemos caer en el error de menospreciarlo ya que usa un Snapdragon 765G en vez de un Snapdragon 865 o incluso un 865+.

Marcas como Samsung y OnePlus han lanzado terminales con un precio inferior al de este móvil y ofrecen un procesador de mayor categoría.

Sin embargo, tenemos que dejar claro que el procesador es sólo una de las piezas del engranaje que supone el rendimiento en un móvil. No nos da la misma sensación un OnePlus Nord que este OPPO Reno 4 Pro por mucho que ambos compartan chipset.

Hemos estado exprimiendo el terminal, como siempre hacemos, con juegos muy exigentes como Honkai Impact Third o Genshin Impact y los dos son plenamente jugables y además sin ralentizaciones. Y es en escenario donde el 865 supera a este terminal.

En las acciones del día a día como abrir una aplicación, navegar por ella, ir a la multitarea, y demás, este móvil se ha comportado de una forma excepcional. Me ha sorprendido abrir HearthStone tras estar un rato sin jugar y comprobar que seguía en segundo plano abierta la sesión, algo que creo que nunca me había pasado.

Parte de la culpa de esto la tiene la RAM, de nada menos que 12 GB. Esa cifra explica el comportamiento del dispositivo. Tampoco se queda corto en almacenamiento, con 256 GB de memoria interna.

La conectividad es la que esperábamos de un móvil de este tipo, con una Wifi de doble banda y buena velocidad, NFC para pagos móviles o bluetooth 5.1. No tenemos radio, jack de auriculares o ranura para tarjetas de memoria, como es de esperar en un terminal de esta categoría.

Una pantalla digna de la gama alta, pero no premium

Análisis OPPO Reno 4 Pro: la velocidad es su mayor baza

OPPO ha optado por usar un panel que estamos viendo mucho en modelos de empresas rivales. La pantalla de este modelo tiene 6.55 pulgadas y resolución 2400 x 1080 px. Usa la tecnología OLED y tiene un brillo de 500 nits, pudiendo subir a los 800 cuando le da la luz del sol e incluso a los 1100 de forma puntual. Este brillo máximo ha hecho que la visibilidad de la misma a la luz del sol sea una de las mejores que recordamos.

La tasa de refresco máxima es de 90 Hz, no de 120 como tienen el Samsung Galaxy S20 FE o el OnePlus 8T. Aquí se queda algo corto pero, como siempre decimos, hay más diferencia en el salto de los 60 Hz a los 90 que de estos a los 120.

Análisis OPPO Reno 4 Pro: la velocidad es su mayor baza

Al usar está tecnología de pantalla tenemos la posibilidad de implementar un sensor de huellas bajo la misma. Es el caso del Reno 4 Pro, cuyo desbloqueo biométrico es rápido y eficaz aunque es verdad que también ayuda mucho el desbloqueo facial.

La pantalla cumple de sobra y ni siquiera nos hemos sentido incómodos por la curvatura de la misma, aunque no es especialmente pronunciada, siendo más parecida a la del Vivo X51 que a la del Huawei Mate 40 Pro.

Con el OPPO Reno 4 Pro disfrutas haciendo fotos

Análisis OPPO Reno 4 Pro: la velocidad es su mayor baza

Cuando OPPO presentó este terminal en España me alegró ver que se había optado por un sistema fotográfico que incluía un teleobjetivo. Es algo que muchos darían por descontado pero ya hemos visto móviles de esta categoría que los obvian.

El Reno 4 Pro usa un sensor principal de 48 Mpx, un gran angular de 12 Mpx y un teleobjetivo de 13 Mpx capaz de darnos un zoom óptico de 2 aumentos.

Con respecto al sensor principal no podemos decir nada malo. Los 48 Mpx se usan para realizar fotos de 12 Mpx y la calidad que obtenemos en buena no sólo de día, sino también de noche. Eso sí, el detalle no es el mismo.

El gran angular tiene más resolución que otros que hemos visto, aunque no llega a los 16 o 20 Mpx que nos gustaría ver. Además, la nitidez de noche baja más que con el sensor principal.

También tenemos un telefoto que logra ampliaciones de 2 aumentos con zoom óptico, 5 con zoom híbrido y 20 con zoom digital.

Podemos hacer fotografía macro sin necesidad de un sensor dedicado, algo que se agradece y que demuestra la inutilidad de implementar este tipo de sensores en los móviles, más allá de para presumir del número de los mismos. También hay que hablar bien del modo retrato, que logra un desenfoque bastante natural y un recorte de bordes acertado.

Delante tenemos un sensor de 32 Mpx que nos ofrece un gran detalle y la posibilidad de usar el HDR, aunque no de grabar a 4K.

En cuanto al vídeo, la calidad del mismo nos ha sorprendido, desde la estabilización hasta las opciones. Hay un modo profesional que nos permite variar mientras grabamos aspectos como el balance de blancos, el ISO, y mucho más.

Todo queda reflejado en el archivo resultante. Obviamente es una función que pocos usuarios utilizarán pero se agradece ver cómo marcas como OPPO le dan relevancia a esto.

Nos ha sorprendido la batería, y la carga

El OPPO Reno 4 Pro tiene una batería de 4000 mAh, no especialmente grande. Pese a eso, el rendimiento que nos ha dado es bueno, y si a eso añadimos que podemos recargarla entera en menos de 40 minutos con la tecnología VOOC de 65W, pues no podemos decir nada malo. Bueno, sí, que echamos en falta la carga inalámbrica, pero no la esperábamos, por desgracia.

En la primera prueba de batería hemos descargado juegos y actualizado aplicaciones, algo que no es muy común pero gasta bastante batería. Hemos salido bastante y hecho fotos, escuchado música… También hemos jugado más de la mitad del tiempo de pantalla. Todo con la tasa de refresco a 60 Hz. Hemos llegado a las 4 horas y media de pantalla con casi 13 horas de autonomia.

En la segunda prueba de batería hemos cambiado a los 90 Hz. Hemos usado el móvil totalmente en interiores, sin mucho brillo de la pantalla, lo que explica la mayor autonomía. Hemos llegado a las 6 horas de pantalla con 15 horas de autonomia.

En la tercera prueba de batería hemos puesto la tasa de refresco en modo automático. Hemos usado el móvil en interiores y en exteriores, y bastante para escuchar música, usando casos bluetooth. También hemos jugado. Hemos llegado a las 4 horas y media de pantalla con 23 horas de autonomia.

En la cuarta prueba de batería hemos mantenido la tasa de refresco en modo automático. Hemos usado el móvil en exteriores para escuchar música y hacer fotos y vídeos, y en interiores para jugar, aunque no a Genshin Impact. Hemos llegado a las 5 horas y media de pantalla con 19 horas de autonomia.

Color OS sigue siendo demasiado… asiática

Análisis OPPO Reno 4 Pro: la velocidad es su mayor baza

En un mercado tan competitivo como el de los móviles, los fabricantes se centran en el software como una de las formas más efectivas de dar una experiencia diferente. Esto lo hacen casi todas las marcas, y OPPO no es una de las excepciones.

Se mantiene Color OS, la interfaz del fabricante que corre sobre Android 10. Reconocemos las ventajas que tiene este software, como la gran gestión de la batería, aunque nos gustaría algo más parecido a lo que ha hecho Vivo con FunTouch OS, que en Europa es casi igual que la interfaz de Google.

Al menos en la versión 7.2 de Color OS se recupera Discover en los escritorios, algo que echamos de menos en el Find X2 Pro, que usa una versión anterior de la UI.

También se nota la precarga de aplicaciones que usamos más, por lo que se abrirán de forma más rápida. Estos tipos de detalles puede que sean los culpables de la sensación de velocidad que nos da el terminal.

OPPO Reno 4 Pro: un buen gama alta que tiene muchos rivales

Análisis OPPO Reno 4 Pro: la velocidad es su mayor baza

Aunque OPPO no ha planteado la llegada de este móvil como la renovación de su flagship, se nota que es el mejor de su familia Reno.

El OPPO Reno 4 Pro es un terminal que tiene un diseño excelente, una pantalla que enamora sin destacar en las cifras de su hoja de especificaciones, una autonomía muy decente y una carga rápida que asusta.

El apartado fotográfico es muy bueno, aunque hay algún rival directo capaz de pelearle el liderato. Además, es un terminal costoso, como otros gama alta. Los 799 euros de este dispositivo se entienden cuando se analiza.

No habrá muchos usuarios que paguen el precio al contado, pero OPPO está invirtiendo mucho en tener una fuerte relación con las operadoras, y si este dispositivo se adquiere de esa forma de pronto gana enteros frente a rivales muy dignos como el OnePlus 8T, el Samsung Galaxy S20 FE o el Vivo X51. Eso sí, el regalo valorado en 300 euros, unos auriculares Bang&Olufsen H4 similares a los Huawei Freebuds Studio pueden hacer que compense mucho más adquirir este móvil.

Comprar OPPO Reno 4 Pro en Amazon

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis OPPO Reno 4 Pro
Análisis Amazfit Band 5
La historia de Vivo
Análisis Vivo X51 5G
Análisis Chromecast con Google TV
Análisis Oxygen OS 11 y Android 11
Análisis OnePlus 8T
XBOX Game Pass en Android
Análisis Zepp E
Experiencia gaming al máximo
Análisis Nest Audio
Probamos Genshin Impact en Android
Análisis Samsung Galaxy Z Fold 2
Exprimiendo la cámara de vídeo del OPPO Find X2 Pro
Análisis Motorola Moto G9 Plus

Lo más visto

Estado de alarma: ¿Aún no has instalado Radar COVID en tu móvil?