Análisis del Samsung Galaxy A21s tras un mes de uso

Análisis del Samsung Galaxy A21s tras un mes de uso

Hemos estado un mes utilizando uno de los móviles mas baratos de Samsung, el Samsung Galaxy A21s. Te contamos nuestra opinión.
18/10/2020 a las 16:15 UTC · Borja Simancas Delgado

Llega al mercado español un nuevo smartphone de la mano de Samsung. Hablamos en concreto del nuevo Galaxy A21s, un dispositivo destinado a la gama media que deberá enfrentarse a rivales de entidad y que deberá demostrar sus credenciales para destacar.

Debemos recordar que entre 200 y 250 euros existe una gran variedad de dispositivos con una rivalidad encarnizada. Por lo que un pequeño detalle puede hacer que tu smartphone sea elegido para su adquisición o quede relegado entre las sombras ¿Dónde estará el nuevo Samsung? Veámoslo.

Características del Samsung Galaxy A21s

Características del Samsung Galaxy A21s

Tal y como hemos mencionado anteriormente, el nuevo Samsung Galaxy A21s va destinado a un corral en el que hay muchos gallos. Por lo que deberá tener argumentos de peso, si quiere destacar por encima del resto. Así que repasemos sus especificaciones a ver que nos ofrece.

  • Cuerpo
    • Dimensiones: 163.7 x 75.3 x 8.9 mm
    • Peso: 192 gramos
    • Colores:
      • Azul
      • Blanco
      • Negro
  • Pantalla
    • Tipo: PLS
    • Tamaño: 6.5 pulgadas | 20:9
    • Resolución: 1600 x 720
  • Características principales
    • Procesador: Exynos 850
      • 8 x 2.0 Ghz @ Cortex-A55
    • GPU: Mali-G52 MP1
    • Sistema operativo: One UI 2.0 basado en Android 10
  • Memoria
    • ROM: 64 GB
    • RAM: 4 GB
    • MicroSD: Si, hasta 512 GB
  • Cámaras
    • Traseras:
      • Principal: 48 Mpx f/2.0 PDAF
      • Ultra gran angular: 8 Mpx f/2.2
      • Macro: 2 Mpx f/2.4
      • Profundidad: 2 Mpx f/2.4
    • Delantera: 13 Mpx f/2.2
  • Conectividad
    • WiFi 802.11 ac
    • Bluetooth 5.0
    • Radio FM
    • GPS | AGPS | GLONASS
    • NFC
    • Toma de auriculares
    • USB 2.0 Tipo C
  • Sensores
    • Lector de huellas trasero
    • Acelerómetro, giroscopio, sensor de proximidad y brújula
  • Protección: No
  • Batería
    • 5000 mAh Li-Po
    • Carga rápida: Si, 15W

Ya una vez hemos repasado las especificaciones del nuevo Samsung Galaxy A21s, nos encontramos con una propuesta realmente interesante al menos sobre el papel. Destacando especialmente su batería de 5000 mAh  que viene acompañada de carga rápida. O de la variedad en el apartado fotográfico.

En el apartado de conexiones vemos que el nuevo Galaxy hace pleno, por lo que solo nos quedaría ver si todos estos ingredientes hacen una buena receta o no. Porque aunque la elección de componentes pueda ser similar a muchos de sus rivales, la ejecución es donde se determinará si está a la altura.

Diseño juvenil y agradable

Nada más tener el nuevo Samsung Galaxy A21s en nuestras manos, podemos ver que han apostado por un diseño juvenil en los acabados. Empezando por los colores disponibles, blanco en nuestra unidad de pruebas que destaca por un reflejo arco iris al incidirle la luz.

Y por la elección de materiales, nada exótico o frágil que pueda dañarse en poco tiempo. Aquí contamos con un cuerpo de plástico en su totalidad rodeando la pantalla de 6.5 pulgadas, que en líneas generales transmite una sensación agradable al sostener el teléfono. Un detalle en la ergonomía que se agradece.

El tacto en la mano es realmente agradable

Sin embargo, hemos notado en algunas zonas del teléfono que el plástico tiene un poco de holgura. Es casi imperceptible, pero es algo que algunos notarán al usar el teléfono en el día a día. Aunque como hemos dicho anteriormente, usar el nuevo Samsung Galaxy A21s es realmente cómodo.

Haciendo un repaso por el cuerpo del nuevo Samsung, la protagonista por encima de todos son el conjunto de sensores de su cámara en la parte trasera. Compartiendo protagonismo con el lector de huellas, este último a veces cuesta un poco localizarlo ya que está situado demasiado a ras del perfil del teléfono.

Diseño juvenil y agradable

El resto de componentes se sitúan en el marco que rodea la pantalla, los botones de volumen y encendido a la derecha. La bandeja para la tarjeta SIM y la expansión por micro SD a la izquierda. Y en la zona inferior es donde encontraremos la toma de auriculares, el puerto USB tipo C y el único altavoz que dispone el teléfono.

Resumiendo el nuevo Samsung Galaxy A21s en una palabra, esa podría ser practicidad. Nos ha gustado la suavidad en sus líneas, algo que a largo plazo se agradece en el uso diario. Existe alguna que otra holgura, si, pero puede ser algo en concreto de nuestra unidad y tampoco supone ningún problema.

Una pantalla inesperada en Samsung

Si existe un elemento por el que Samsung destaca es por sus pantallas, presentes en un gran número de dispositivos del mercado. Por lo que podemos pensar que en sus dispositivos usará las mejores pantallas posibles, dentro de cada gama del mercado obviamente.

Pero en el nuevo Samsung Galaxy A21s hemos encontrado una nota discordante. Goza de una pantalla de 6.5 pulgadas, con una resolución de 1600 x 720 y una relación de aspecto 20:9 que está dentro de lo habitual en los últimos tiempos. Quizá la resolución se antoja un tanto escasa, comparando con muchos de sus rivales.

Una pantalla inesperada en Samsung

Lógicamente no esperábamos una pantalla AMOLED o la presencia de altas frecuencias de refresco, características que si gozan muchos de sus rivales. Aunque lo que realmente no pensábamos encontrarnos es una pantalla tan inconsistente en un smartphone de Samsung.

Empezando por la tonalidad de la misma, una especie de halo amarillento, que no podemos corregir ni en los ajustes del teléfono. Y que continúa, especialmente al leer textos, con una falta de nitidez que no resulta agradable en el uso diario.

La pantalla está por debajo de lo esperado en un smartphone de Samsung

Haciendo un esfuerzo por encontrar algo positivo, la pantalla del nuevo Samsung Galaxy A21s no tiene ningún argumento por el que destacar positivamente. Algo que se agrava al estar hablando de  Samsung, aunque sea un modelo asequible, pero muchos de sus rivales directos destacan precisamente por sus pantallas.

Un rendimiento por pulir

Dentro del nuevo Samsung Galaxy A21s encontramos uno de los últimos procesadores de la marca, en concreto el Exynos 850. En concreto el perteneciente a la gama media, que cuenta con ocho núcleos a 2 Ghz de bajo consumo y una veterana GPU Mali-G52 MP1.

El conjunto lo completan los 4 GB de memoria RAM y los 64 GB de memoria ROM. Sobre el papel estamos ante unas especificaciones correctas, sin demasiadas emociones y en la teoría es así. Aunque nos hemos encontrado con un rendimiento un tanto inconsistente, quizá sea por tema de drivers.

Un rendimiento por pulir

Nuestras sospechas es que el uso de memoria eMMC 5.1 para la ROM lastra el rendimiento en cuanto se hace un uso intensivo, especialmente al actualizar aplicaciones se nota el bajón. Algo a lo que se suma pequeños tirones aquí y allá al ejecutar aplicaciones.

Si entramos en términos más lúdicos, el rendimiento del nuevo Samsung Galaxy A21s es correcto sin pedir demasiado. Ya que ante títulos pesados como Honkai Impact 3rd, Shadowgun Legends o Asphalt 9, hemos podido jugar sin problemas, aunque con algún que otro tirón puntual.

El Samsung Galaxy A21s muestra un rendimiento un escalón por debajo de lo esperado

Por lo que recomendamos este nuevo Galaxy, para un uso más liviano y no tan exigente a la hora de jugar. Todo sea dicho, quizá todos estos problemas se pueden solucionen en una próxima actualización del firmware, aunque de momento el rendimiento es el que es.

Aunque no destaque por su rendimiento, el Exynos 850 destaca por su eficiencia energética

Una verdadera pena, puesto que OneUI 2.0 se mueve realmente fluido y la experiencia de uso es realmente satisfactoria. Sin embargo, no podemos obviar esos pequeños detalles que estropean un poco la experiencia en general. Aunque de nuevo, las comparaciones son odiosas, ya que rivales directos destacan precisamente por su gran rendimiento al mismo precio.

Autonomía: Por encima de todo

Ya hemos pasado el jarro de agua fría en el nuevo Samsung Galaxy A21s, ahora llegamos a la joya del dispositivo. Su batería de 5000 mAh, acompañada de carga rápida de 15W, que nos brinda una autonomía que literalmente llega a aburrir. Por mucho que usemos el smartphone, seguimos teniendo autonomía de sobra.

En un uso moderado, hemos llegado a obtener más de 10 horas de pantalla y aún quedaba un 10% por usar. Si hablamos del tiempo de carga, se sitúa alrededor de las 2 horas, algo dentro de lo esperado ante semejante amperaje de la batería. Por lo que en líneas generales, el nuevo Samsung Galaxy A21s cumple de manera solvente.

La gran autonomía es el referente del nuevo Samsung

No encontramos detalles como la carga inversa o la carga ultrarrápida de algunos de sus rivales, aunque siendo sinceros, obteniendo los números que hemos obtenido da un poco igual. Ya que poder olvidarse del cargador y del enchufe durante tantas horas es una delicia.

Para obtener dichas cifras, entran en escena el buen trabajo realizado en el software del nuevo Samsung Galaxy A21s y de la eficiencia energética del Exynos 850. Lo que «perdemos» en rendimiento, lo ganamos de manera más que sobrada en autonomía.

Sonido y conectividad dentro de lo esperado

Alcanzamos uno de los aspectos en los que el nuevo Samsung Galaxy A21s nos da una de cal y otra de arena. En lo positivo encontramos un amplio abanico, en cuanto a conectividad se refiere, empezando por las conexiones inalámbricas como el WiFi 802.11 ac y el bluetooth 5.0 como referencia.

Sin olvidarnos, especialmente para los pagos móviles, de la inclusión de la tecnología NFC. Esto último es un aspecto que lo destaca de muchos de sus rivales, en los que dicha tecnología está ausente. También contamos con la presencia de la socorrida toma de auriculares y el polivalente puerto USB tipo C.

Sonido y conectividad dentro de lo esperado

Pasando al ámbito más multimedia, el sonido está resuelto en el nuevo Samsung Galaxy A21s con un solo altavoz. El cual sufre en cuanto subimos el nivel un poco por encima de lo habitual, ofreciendo en líneas generales una experiencia muy discreta.

En cuanto usamos unos auriculares, la experiencia es totalmente distinta, ya que contamos con Dolby Atmos y la posibilidad de usar un ecualizador. Lo que mejora exponencialmente el sonido, respecto al uso del altavoz interno del smartphone. Por lo que en este apartado, el nuevo Galaxy se queda un poco neutral ya que sus rivales tampoco destacan en este apartado.

One UI 2.1 basado en Android 10

La época en la que pensar en Samsung provocaba un escalofrío en lo referente al software, quedó atrás. Desde que dio el salto a One UI, ahora ya por su versión 2.1 basada en Android 10, la fluidez y el buen rendimiento son una seña de identidad. Una interfaz personalizada al máximo y ofrecer así un elemento diferenciador.

Junto con la última versión de Android 10, para Android 11 habrá que esperar aún, disponemos del último parche de seguridad a día 1 de septiembre de 2020. Si ponemos el foco en las aplicaciones, encontramos muchas que son propias de Samsung y además nos encontramos algunas preinstaladas.

One UI 2.1 basado en Android 10

Esto no debería ser un problema, excepto por aquellas que no podemos desinstalar, por ejemplo Netflix o Facebook. También encontramos, algo habitual por otra parte, aplicaciones de Microsoft como pueden ser OneDrive u Office. Siendo estas últimas un valor añadido en productividad especialmente.

Sobre la experiencia de uso diaria, encontramos un sistema muy personalizable, lleno de agradables animaciones y realmente optimizado. Lo que si hemos encontrado es alguna que otra ocasión en la que el dispositivo se mostraba un poco perezoso al ejecutar una aplicación, pero eso es más responsabilidad del Exynos que del propio software.

Es una pena que el software se vea lastrado por el Exynos

En líneas generales, se nota el gran trabajo realizado por Samsung en el software. Situado a años luz de lo que ofrecía en una época lejana y junto con la colaboración con Microsoft, ofrece las herramientas necesarias tanto para productividad como para ocio. Lo único que ensombrece la experiencia es el ritmo lento en sus actualizaciones del sistema, pero acaban llegando.

Variedad fotográfica y un software intuitivo

Atrás quedaron los tiempos en los que un smartphone disponía de una sola cámara, hoy en día disponemos de una gran variedad. Y el nuevo Samsung Galaxy A21s no es una excepción, poniendo a disposición de los usuarios un amplio abanico de sensores.

Destacando principalmente el sensor de 48 megapíxeles, al que acompañan un ultra gran angular de 8 megapíxeles. Al que completan sendos sensores de 2 megapíxeles, dedicados a la fotografía en macro y al sensor de profundidad. Siguiendo con las excepciones, el que mejor desempeño tiene es el sensor principal.

Ofreciendo una gran nitidez y representación de colores correcta, en condiciones de luz óptimas. A medida que disminuye la iluminación, empiezan a verse un poco las carencias aunque en líneas generales los resultados son usables. Situado un escalón por debajo está el ultra gran angular, que usaremos principalmente para fotografía de paisajes.

Como viene siendo habitual, el sensor dedicado a macro es más para experimentar que otra cosa. Ya que necesita unas condiciones de iluminación óptimas y disponer de un pulso estable para obtener fotografías que tengan un mínimo de calidad.

Galeria

Poniendo el foco en el software, se nota el gran trabajo de Samsung que hay detrás. Ofreciendo una experiencia intuitiva, sin renunciar a una gran variedad de opciones que nos permitirán ajustar al mínimo detalle la fotografía. Es de destacar el procesado que obtenemos de las imágenes, no siendo demasiado agresivo y es de agradecer.

Samsung Galaxy A21s, demasiado discreto para destacar

El nuevo smartphone de Samsung está pensado para ser la alternativa a marcas como Xiaomi o realme, los rivales que ahora mismo gozan de gran parte del pastel. Dispositivos que cuentan con carga ultrarápida, pantallas de 90Hz o procesadores pensados para jugar de manera asequible.

Y aquí es donde encontramos algunos de los pequeños detalles en los que el Samsung Galaxy A21s, está un escalón por debajo de sus rivales directos. Empezando por el escaso rendimiento que ofrece su procesador, lejos de la experiencia ofrecida en un smartphone que nos permita jugar de manera solvente.

Samsung Galaxy A21s, demasiado discreto para destacar

Aunque quizá lo que más nos ha sorprendido ha sido el nivel de la pantalla, especialmente si tenemos en cuenta que hablamos de Samsung. Ya sea por su escasa resolución o por la experiencia que ofrece al usuario en el día a día, lejos de lo que podemos esperar en esta gama.

Si ponemos el foco en el resto de apartados, el nuevo Samsung Galaxy A21s está a la altura de lo que esperamos de un dispositivo de Samsung. Encontrándonos unos acabados de calidad, una conectividad a prueba de los usuarios más exigentes y una experiencia fotográfica realmente solvente.

El nuevo Samsung Galaxy A21s al precio adecuado es una gran opción

Por lo que si no te interesa jugar en el smartphone y la pantalla no supone un problema, el nuevo Samsung Galaxy A21s podría resultar interesante. Aunque su principal problema está en sus rivales directos, que ofrecen por un precio similar más hardware. Eso si, no tienen la experiencia de Samsung en el sector.

Puedes adquirir el nuevo Samsung Galaxy A21s por 180€ en Amazon.es

Disponiendo todas las cartas sobre la mesa, es una pena que Samsung no haya sabido aprovechar la oportunidad y demostrar que son capaces de hacer un teléfono «redondo». Una opción a elegir o recomendar con los ojos cerrados, por su equilibrio entre calidad/precio. Al precio adecuado, podría ser una opción asequible y de garantías.

Nota: Algunos de los enlaces a tiendas de este artículo contienen código de afiliación. Con ellos apoyas nuestro trabajo a la vez que confirmamos que son tiendas fiables y con garantías. Tu no pagarás más y tampoco comprometemos nuestra neutralidad en las elecciones de enlaces.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis Chromecast con Google TV
Análisis Oxygen OS 11 y Android 11
Análisis OnePlus 8T
XBOX Game Pass en Android
Análisis Zepp E
Experiencia gaming al máximo
Análisis Nest Audio
Probamos Genshin Impact en Android
Análisis Samsung Galaxy Z Fold 2
Exprimiendo la cámara de vídeo del OPPO Find X2 Pro
Análisis Motorola Moto G9 Plus
Análisis Ecovacs Deebot N3 Max
Análisis Poco X3 NFC
Opinión OPPO Watch
Probamos el Samsung Galaxy Z Fold 2 5G, el mejor plegable del mundo

Lo más visto

Samsung Galaxy S21 y S21 Ultra: primeras imágenes filtradas