Amazon Echo y Echo Dot de cuarta generación, análisis: un cambio radical en diseño y un Alexa más potente que nunca

Amazon Echo y Echo Dot de cuarta generación, análisis: un cambio radical en diseño y un Alexa más potente que nunca

Probamos los nuevos Amazon Echo y Echo Dot de cuarta generación, unos altavoces que vienen a consolidar aún más la posición dominante de Amazon.
16/11/2020 a las 20:55 UTC · Ivan Peñalba Solís

Los altavoces inteligentes de Amazon son de los mejores disponibles en España, y hemos pasado varias semanas probando la nueva generación, una generación que cambia su diseño a lo grande y añade un montón de funcionalidades extra. Te contamos todos los detalles de la experiencia de uso de estos altavoces inteligentes.

El mayor cambio en diseño desde la creación de los Amazon Echo

El diseño es un aspecto crucial en los altavoces inteligentes, y los principales fabricantes lo tienen muy claro. Salvo que te inventes una configuración extraña en el hogar, es un objeto que va a estar visible de forma permanente (y aunque lo puedas ocultar, lo mejor en términos de acústica es dejar que tenga su propio espacio abierto.

Aunque no estuvo en España, el primer Amazon Echo era de todo menos bonito.

En este sentido, las primeras generaciones de Amazon Echo y Echo Dot (no disponibles en España) lo cierto es que eran bastante feas. Esta época no la vivimos en España, ya que el desembarco de Amazon llegó con los dispositivos de tercera generación, mucho más elegantes y estilizados. Fue un cambio importante en el diseño, pero no tan radical al seguir manteniendo el factor forma de los originales.

Es el cambio más llamativo con la cuarta generación, donde tanto el Echo Dot como el Echo se convierten en esferas que en su exterior combinan tela y plástico. El diseño es elegante y a su vez se siente futurista y atemporal, y eso se hace aún más patente en cuanto utilizas la palabra de activación Alexa.

Un halo en un gradiente de azules se enciende automáticamente para avisarnos de que los Amazon Echo están trabajando para ti.

El botón inferior silencia el micrófono. Dicho botón se ilumina en rojo, pero también ilumina en rojo el halo inferior, mientras que los botones de volumen iluminan el halo de color blanco para indicarnos el nivel de volumen actual. En función del porcentaje de volumen que estemos utilizando completará el círculo de forma progresiva.

El último botón invoca a Alexa sin necesidad de decir la frase de activación, y si el micrófono está silenciado no funcionará, por razones obvias.

En la parte inferior trasera apreciamos la entrada de corriente y el puerto jack de auriculares. En el caso del Echo Dot es un puerto de salida para conectarlo a auriculares de mayor calibre y que sean estos quieres reproduzcan la música, mientras que en el caso del Echo el jack es de entrada y salida (se configura el modo dentro de la app Alexa), y sirve tanto para enviar lo que reproduzca Alexa como para conectarlo a un dispositivo y convertirse en su altavoz.

Esta función del Echo me encanta y ha conseguido ganarse un hueco en mi escritorio, ejerciendo la doble función de altavoz inteligente, aunque su comportamiento es inconsistente, tardando Alexa unos segundos en responder cuando permanece conectado. Desde El Androide Libre hemos contactado con Amazon para aclarar si es un problema común, y la compañía nos ha respondido que no es el comportamiento habitual, y que deberías

Todos estos aspectos son comunes tanto para los Echo Dot como para el Echo, y la diferencia principal en cuestiones de estética para cada uno de ellos finalmente está en el tamaño. Si bien en las imágenes que puedas ver en la web de Amazon parecen dispositivos iguales por su diseño, en la práctica el Echo es mucho más grande, tal y como puedes ver en las fotografías.

Más allá de ser una esfera, un cambio importante en sonido

El cambio de diseño de los Amazon Echo de cuarta generación va más allá de la estética, y es que según la propia compañía, el nuevo diseño favorece a la acústica de los nuevos dispositivos. Esta perspectiva en el diseño ha sido considerada también por Apple en su nuevo HomePod Mini, parecido al que Amazon considera total casualidad, pero que de alguna manera sirve para validar que el enfoque que han tomado está en línea de rivales de gran calibre.

Así están distribuidos los altavoces del Amazon Echo en su interior.

A nivel de altavoces, el nuevo Echo Dot incluye un único altavoz frontal de 1,6 pulgadas y comparándolo directamente con la tercera generación se nota una mayor calidad de audio. Sigue siendo un dispositivo compacto y aunque tiene potencia de sobra para cualquier habitación del hogar, si buscas un dispositivo para tu salón, lo más conveniente es apostar por el Echo de cuarta generación más grande.

Con un woofer de 3 pulgadas, dos altavoces y un procesador de sonido firmado por Dolby, la calidad de sonido está a un gran nivel. Cuenta además con un sistema inteligente que mide y se adapta a la acústica de la habitación en la que te encuentres para conseguir un sonido óptimo.

En este aspecto tendríamos que destacar que, aunque suena genial, no consigue superar en calidad de audio Nest Audio de Google, altavoz que cuesta exactamente lo mismo. Sin embargo, el altavoz de Google no cuenta jack de 3,5 mm como si tiene el altavoz de Amazon, lo que el Echo sea mucho más versátil y que en nuestra opinión hace que merezca más la pena.

Un enfoque ambiental que merece la pena reseñar

Al igual que hace unos días conocíamos el enfoque que Google está haciendo en su gama de productos para que sean dispositivos más sostenibles, Amazon tampoco se queda corta, y es que con la llegada de la cuarta generación de los Amazon Echo, la compañía ha decidido presumir de los esfuerzos que están haciendo porque sus productos sean respetuosos con el medio ambiente. Y hay ciertos desafíos que han decidido tomar.

  • Materiales:
    • El 100 % de la tela utilizada es reciclada.
    • El 100 % del aluminio es reciclado.
    • El 50 % del plástico utilizado es reciclado.
    • El 99 % del embalaje está hecho con fibra de madera de bosques administrados de forma responsable o de material reciclado.

Respecto al consumo energético, Amazon se compromete a crear granjas eólicas y solares para producir energía equivalente al consumo de los Amazon Echo. Y hablando de consumo de energía, los Amazon Echo estrenan un nuevo modo de bajo consumo para esos momentos en los que el altavoz no está trabajando.

Esta medida, aunque llega con los nuevos dispositivos no es exclusiva de los mismos y llegará también a los Echo de generaciones anteriores en una actualización. Por lo que si ya tenías uno o varios Echo en casa, pronto comenzarán a consumir menos energía.

El Alexa que ya conoces, más rápido y con mejores herramientas de privacidad

Controlar el Amazon Fire TV, una de las ventajas de los altavoces Echo.

Los Amazon Echo Dot y Echo de cuarta generación integran el sistema de inteligencia artificial de Alexa. La gran mejora de la cuarta generación está en el chip dedicado para este asistente de voz, el cual consigue que la respuesta del asistente sea extremadamente ágil. En este sentido, Alexa ya era líder indiscutible, pero con los Echo de cuarta generación han demostrado que aún existe mucho margen de mejora, y que están dispuestos a seguir los mejores.

Más allá de la mejora del tiempo que tarda en responder Alexa a nuestras peticiones, al tratarse de un asistente conectado a internet, la capacidad que tiene es exactamente la misma que ya teníamos en los Echo de anterior generación.

Por hacer un breve resumen de sus capacidades, el asistente de Amazon está muy vinculado a la experiencia de nuestro smartphone mediante la aplicación Alexa. Aunque una vez está configurado podremos hacer casi todo a través de la voz, instalar la aplicación en nuestro móvil (es compatible con Android e iOS) es completamente

  • Gestión de habitaciones: Conforme vas añadiendo productos de domótica a Alexa, puedes organizarlos por habitaciones para controlar con mayor precisión. Las habitaciones nos permiten tener atajos de voz directos y naturales como pedirle que encienda las luces del salón.
  • Música, música y más música: Por defecto, tenemos Amazon Music y TuneIn radio, pero podemos vincular Spotify, Deezer, Apple Music y Apple Podcasts a nuestra cuenta.
    • Además de los servicios de música, podemos tener altavoces conectados entre ellos y activar una reproducción de música simultánea.
  • Rutinas: Podemos crear comandos o acciones personalizadas que al utilizarlas realicen las acciones que queramos de forma simultánea. Es potentísimo.
  • Comunicación: Podremos llamar a nuestros contactos que tengan aplicación de Alexa, como si el Echo fuese un teléfono fijo. También podremos realizar comunicados a los altavoces de nuestro hogar.
  • Skills: Las skills son aplicaciones de voz creadas por desarrolladores de terceros para Alexa. Las skills nos permiten ampliar la experiencia del altavoz con nuevas aplicaciones, existiendo un gran soporte para aplicaciones locales.

Como única queja sobre Alexa, si que existe un apartado en el que el asistente de Amazon no termina de convencerme, y es el de las alarmas. Es indignante que a un altavoz tan inteligente le diga durante la noche que me despierte a las 7 y media y me pregunte que si es por la mañana o por la tarde. Normalmente bromeo diciendo que es tan inteligente que sabe que soy andaluz y que es probable que si quiera levantarme a las 7 y media de la tarde, pero soy incapaz de entender por qué es capaz de entender contextos horarios para los recordatorios, pero no para las alarmas..

En términos de privacidad, Amazon ha añadido nuevos comandos para borrar cualquier registro o poder pedirle a Alexa que no almacene nuestras grabaciones. Los sistemas de inteligencia artificial suelen utilizar nuestros datos para entrenar y mejorarse a si mismos, pero tener el poder para decidir como nuestros datos son tratados es fundamental.

Versión:
Autor:
Requiere

El Amazon Echo absorbe al Echo Plus, todas las diferencias respecto al Echo Dot

Entre el Amazon Echo y Echo Dot hay 40 euros de diferencia, que si buscas un altavoz con Alexa pueden representar una cifra muy elevada, mientras que si buscas un producto más completo pueden ser una diferencia ridícula en función de lo que ganas.

  • La diferencia en tamaño de ambos dispositivos es notoria. Está justificada por una calidad de sonido mucho mayor, pero si el espacio en el que quieres colocar tu nuevo Echo es muy pequeño, pues igual el modelo más grande no cabe (por ejemplo, para un hueco en la cocina o la mesita de noche el Echo es desmedido).
  • El Echo grande no tiene versión con reloj LED. En este aspecto el Echo Dot con reloj pues está mejor.
  • La calidad de sonido del Echo es mucho mayor, tanto en volumen y cantidad de altavoces internos como en el propio sistema de ecualización inteligente.
  • El jack de auriculares del Echo Dot solo sirve para conectar unos altavoces y que el audio salga por ellos. El Amazon Echo tiene un jack de entrada / salida, y puede servir para usar altavoces externos como para conectar tu móvil y ordenador y que el Echo sea el altavoz de dicho dispositivo.
    • El sistema inteligente del Echo funciona únicamente cuando este es el altavoz, por lo que no calibrará altavoces externos que conectes a él. Sin embargo, el sonido de tu PC o móvil a través de la entrada jack si utilizará estas mejoras.
  • Tenemos sensor de temperatura integrado: Esta característica antes solo estaba disponible para los Amazon Echo Plus y es capaz de medir la temperatura de la habitación en la que se encuentre el Echo.
    • ¿Para qué sirve esto? Pues además de para preguntarle qué temperatura hace en la habitación, puedes establecer rutinas para automatizar tu hogar. Por ejemplo, encender el radiador cuando la temperatura baja de un umbral y apagarlo cuando pase de una temperatura, o lo mismo para el ventilador si hace mucho calor.
  • Soporte Zigbee: Zigbee es un estándar de conectividad inalámbrica para dispositivos de domótica que funciona de forma más eficiente que el Wi-Fi. De la misma manera que los dispositivos Wi-Fi requieren estar conectados a un router, los dispositivos Zigbee requieren una centralita específica para funcionar. El Amazon Echo de cuarta generación es capaz por si mismo de actuar como central domótica Zigbee, algo que antes solo estaba disponible desde el Echo Plus.

Dos dispositivos hechos para un hogar más moderno

¿Merece la pena la nueva generación de dispositivos Echo? Es posible que si ya tienes uno o varios altavoces de la anterior generación te plantees si merece o no la pena, y es algo normal. Uno de los mejores valores de los Amazon Echo, así como otros altavoces es que están pensados para ser duraderos. El modo ahorro de energía por ejemplo, una de las mejores características de los Echo de nueva generación llegará a los que ya tienes en casa.

El gran valor añadido del Echo Dot es que cabe en los espacios más inhóspitos.

El Echo Dot es difícil de recomendar si ya tenías uno en la habitación y no hay más espacios de la casa en los que pondrías un nuevo altavoz. En caso de querer reemplazar tu Echo Dot o Google Home Mini para la mesita de noche o la cocina, el Echo Dot de cuarta generación con reloj si que es una compra que recomendamos encarecidamente, siendo una versión que aporta muchísimo por 10 euros más.

Si no tenías un Echo Dot aún en la habitación o cocina, pues la cuarta generación es totalmente recomendable.

El Echo Dot de cuarta generación es más rápido, más bonito y con mejor sonido, pero sin cambios revolucionarios, mientras que el Echo si que representa una mejora más sustancial.

El Amazon Echo si que es un dispositivo que merece la pena para tenerlo más en cuenta. La evolución en calidad de sonido es notoria, y los añadidos de soporte para zigbee y termómetro interno consiguen que sea una gran evolución respecto al Echo de anterior generación, mientras que al Echo Plus solo lo vence en calidad de sonido y la mejora de velocidad de Alexa, lo que lo posiciona como más difícil de reemplazar. El Echo Studio sigue siendo el altavoz de gama superior, y no merece la pena cambiarlo por el Echo de cuarta generación.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis OPPO Watch
vivo X51 5G: cámara sobresaliente
Análisis OnePlus Nord N10 5G
Análisis Vivo Y70
Análisis Huawei Mate 40 Pro
Análisis Samsung Galaxy S20 FE
Análisis Xiaomi Mi Smart Speaker
Análisis Huawei FreeBuds Studio
Análisis OPPO Reno 4 Pro
Análisis Amazfit Band 5
La historia de Vivo
Análisis Vivo X51 5G
Análisis Chromecast con Google TV
Análisis Oxygen OS 11 y Android 11
Análisis OnePlus 8T

Lo más visto

Black Friday en la Google Store: las mejores ofertas en altavoces y Nest