Nvidia GeForce NOW: análisis a fondo y experiencia de juego

Nvidia GeForce NOW: análisis a fondo y experiencia de juego

Tras varias semanas jugando a GeForce NOW, te contamos a fondo como ha sido nuestra experiencia, resaltando todos los aspectos a considerar.
6/12/2020 a las 19:23 UTC · Ivan Peñalba Solís

En los últimos años la tecnología ha mejorado muchos de nuestros aspectos en el día a día, y el poder de la nube cada vez está más presente en España. Más allá de la reproducción de música o vídeo en streaming, los videojuegos siempre han estado ahí como un desafío para el mundo en el que vivimos.

La idea de poder jugar a cualquier videojuego desde cualquier dispositivo y donde queramos sin pararnos a pensar si necesitamos un ordenador de alta gama o una consola de nueva generación ya no es un sueño, y es que poco a poco es una realidad gracias al streaming.

GeForce NOW: ya no importa donde juegues, sino que quieras jugar

Hace unos días os contábamos todos los aspectos clave sobre GeForce NOW. Se trata de un servicio de streaming de videojuegos creado por Nvidia. En lugar de jugar en nuestro ordenador, los juegos a los que queramos jugar son procesados dentro de los servidores de Nvidia, los cuales cuentan con un ordenador de alta gama en su interior.

Este ordenador cuenta con un hardware específico, que a día de hoy utiliza un Intel CC150 que a nivel de rendimiento está entre un i7 e un i9, así como una Nvidia Tesla RTX T10-8, que equivale a un punto intermedio entre la Nvidia RTX 2080 Super y la RTX 2080 Ti. Una parte positiva de este servicio es que conforme la tecnología avanza, actualizan el hardware a un modelo superior para que podamos jugar siempre a la máxima capacidad.

A nivel de catálogo es muy particular. Se trata de uno de los servicios de streaming más abiertos, al permitirnos jugar con juegos de PC que ya habíamos comprado a lo largo de nuestra vida como jugadores.

Esto suena muy bien para el jugón de toda la vida que ya tiene un catálogo cosechado a lo largo de toda su vida de gamer, pero también es sumamente atractivo para aquel que siempre ha preferido jugar en consola. Una de las ventajas del mundo PC reside en su naturaleza abierta. Es cierto que Steam es el principal referente, pero también tenemos otras tiendas de gran prestigio como GOG (disponible próximamente), la Epic Games Store e incluso tiendas de desarrolladores como Ubisoft Connect. Echamos en falta Origin, la tienda de Electronic Arts (EA) que viendo que está apostando por Xbox Game Pass Ultimate no parece que vaya a terminar llegando.

Watch Dogs Legion: Toda la tecnología de Nvidia RTX en tu móvil

Aquellos juegos cuya partida esté sincronizada en la nube ganan muchísimo valor en GeForce NOW, como ha sido el caso de Watch Dogs Legion. Se trata de uno de los últimos juegos de Ubisoft, el cual hemos estado probando y que es uno de los mejores ejemplos del valor del juego en streaming.

Este título en particular lo tengo instalado en mi PC personal (con un Ryzen 5 2600 y una GeForce GTX 1060 de 6 GB) un ordenador lo suficientemente potente para poder disfrutar de una buena experiencia de juego en local. Al estar el ordenador conectado a internet, cuando la partida es guardada se sincroniza en la nube, y es uno de los valores añadidos más importantes de GeForce NOW.

La sincronización permite que conforme deje de jugar en mi ordenador, si de repente me da por jugar en el móvil pueda hacerlo y continuar tal y donde lo dejé en el escritorio. Y ya cuando vuelva a casa, en el momento que enciendo mi PC la partida sigue tal y donde la dejé en e móvil. Esta sincronización le da un punto extra, ya que si somos jugadores de PC no tenemos que pagar dos veces por el mismo juego ni tener dos partidas por cada plataforma.

Más allá de esta experiencia, reconozco que incluso en términos de calidad, a veces casi prefiero jugar en streaming que en el propio PC. No es algo que uno decida en cualquier juego, pero en el caso particular de Watch Dogs Legion, la elección es clara, y se debe a que podemos acceder a las tecnologías exclusivas de las tarjetas Nvidia RTX, tarjetas gráficas que cuestan varios cientos de euros y que estando en la suscripción founders, podemos disfrutar.

La primera de ellas es el Raytracing (trazado de rayos), una tecnología que simula el comportamiento de la luz en tiempo real para ofrecer una experiencia mucho más realista. En líneas generales, cuando activamos el Raytracing, la calidad visual es capaz de mejorar.

  • Efectos de iluminación.
  • Sombras.
  • Reflejos (por ejemplo, en el agua y en el cristal).
  • Oclusión ambiental.

En Watch Dogs Legion la experiencia mejora aportando un extra de realismo que resulta impresionante, pero esta tecnología no se aplica únicamente a juegos que persigan el realismo. En el caso de Fortnite, todos estos efectos hacen que GeForce NOW sea una de las mejores plataformas de juego.

Primera imagen, sin RTX ni DLSS activado. Segunda imagen con ambas activas.

Otra de las grandes tecnologías de Nvidia presentes en Watch Dogs Legion es DLSS, siglas de Deep Learning SuperSampling. Sin entrar en demasiados tecnicismos, se trata de una técnica de renderizado potenciado por inteligencia artificial. Este renderizado avanzado nos permite conseguir mejor calidad gráfica, rendimiento o una mezcla intermedia de ambas. Otra tecnología muy interesante y que solo está presente en las tarjetas gráficas RTX (y por extensión, en GeForce NOW).

Assasins’s Creed Valhalla y lo que he aprendido jugando exclusivamente en streaming

Si bien la experiencia de Watch Dogs Legion la he estado viviendo a medias entre el streaming y una experiencia local con mi ordenador, con Assasin’s Creed Valhalla me encontré con una barrera para poder disfrutar de una experiencia híbrida que para nada me esperaba.

¿Hacer espacio en el disco duro y esperar a que descargue? Mira, mejor lo juego en stream.

El último título de Ubisoft ocupa 70 de espacio en el disco duro, algo que el SSD de 500 GB de mi ordenador es incapaz de permitirse sin hacer limpieza de programas y juegos que no me apetecían borrar (y tampoco estoy dispuesto a comprar otro disco duro solo para poder jugar). En ese momento me di cuenta de que el streaming, incluso si pienso jugar en el PC, es especialmente conveniente.

Un ejemplo sobre esta conveniencia es con Rust, un juego con el que tengo una relación muy especial, y es que juego de tanto en cuando con mis amigos. Un viernes por la tarde me avisan, lo instalamos, jugamos el fin de semana y tras aburrirnos lo desinstalamos, para a las pocas semanas volver a caer. Incluso si sigo jugando a Rust en mi escritorio, desde que juego en streaming me niego a instalarlo.

Ultrabooks como el MacBook Air que tienen poca potencia, buena calidad multimedia y mucha batería son equipos excelentes para jugar en streaming.

Volviendo a Assasin’s Creed Valhalla, mi objetivo con este juego ha sido el de hacer que sea el primer juego que me paso completamente en streaming. Tras 32 horas de juego, el objetivo aún parece lejano (estoy jugándolo en el máximo nivel de dificultad, lo que alarga las horas de juego en función de mis errores en combate y al tener una experiencia de exploración más intensa) pero me he olvidado por completo de donde estoy jugando. Simplemente me centro en disfrutar del juego.

Una consola invisible

En este 2020 que estamos viviendo, montar una fiesta o invitar gente a nuestra casa no es una actividad que hayamos celebrado con frecuencia, pero durante este mes si que hemos tenido en alguna ocasión algún invitado espontáneo. En un primer comienzo, nadie que me ha visto jugar a GeForce NOW en la televisión ha percibido que estuviese jugando en streaming.

En el móvil o en el portátil si que ha terminado surgiendo la pregunta, y esto es señal de la calidad del streaming, y es que una persona normal es, en gran parte, incapaz de percibir que estoy jugando en streaming a menos que sea excesivamente evidente ante sus ojos.

Uno de los aspectos que más me han convencido y en los que más se diferencia de una consola es que el juego siempre está listo para jugar. Durante mis años con PlayStation 4, lo más frustrante de jugar en consola era encenderla y tener que esperar porque el sistema o el juego necesitaban actualizarse, y en cierta medida también en PC con los drivers de la tarjeta gráfica. Con el juego en la nube, todo está actualizado para que te olvides de problemas y simplemente te centres en jugar.

Pese a que la calidad del servicio es excelente, si que existen momentos puntuales en los que, conforme van pasando las horas de juego si que echas en falta estar frente a una consola. Jugando en cualquier dispositivo con cable ethernet la experiencia si ha sido perfecta, pero cuando hemos utilizado Wi-Fi hay momentos que la aplicación nos advierte de picos de latencia o pérdida de paquetes. Más importante que la velocidad de internet termina siendo la estabilidad de la red.

En condiciones óptimas es difícil distinguir si estamos jugando en consola o en la nube, y eso está genial.

He de decir también que el lujo y comodidad de jugar desde el móvil con un buen mando aporta un sentido de libertad difícil de igualar, y que me hace plantear el hacerme con una tarifa con datos móviles ilimitados para poder disfrutar de esta experiencia.

En nuestras medidas de uso, a través de Wi-Fi hemos terminado consumiendo unos 40 GB de datos por fin de semana de juego, lo que nos indica que, si eres al menos la mitad de jugón que yo, tu única opción para disfrutar del juego en streaming en cualquier lugar es mediante tarifas ilimitadas, y conforme pasas más y más horas jugando en cualquier lugar donde te apetece, te lo planteas más y más.

Nvidia GeForce NOW: Lo mejor

Se acabó esperar a que el juego esté descargado o a las molestas actualizaciones.

  • Te olvidas por completo de la mayoría de tecnicismos del mundo PC: No tienes que pensar en si esta CPU o tarjeta gráfica te servirán para jugar a un determinado juego porque tienes un equipo de gama alta que se actualiza constantemente.
  • Adiós a las actualizaciones: Esta ventaja está muy infravalorada, pero el lujo de que en el momento de pulsar a jugar estés siempre jugando al juego ya actualizado y con los drivers de la gráfica ya actualizados sin ningún tipo de esperas es un lujo.
  • El guardado en la nube aporta libertad absoluta: Una de mis favoritas del streaming. Cuando eres jugón jugón, lo que te importan no son los teraflops o que consola es mejor o si el PC es mejor, te importan los juegos. Poder jugar a lo que quieras, cuando quieras y como quieras es increíble.
  • La tranquilidad de acceder a tus juegos sin descargarlos: La mayoría de superproducciones en la industria del videojuego ocupan más de 50 GB en el disco duro (y poco a poco van apareciendo juegos de más de 60 GB) y al final terminamos siendo selectivos con los juegos que mantenemos instalados. He desinstalado todos esos juegos que tenía instalados «por si acaso» y ya cuando se den las circunstancias de jugarlos pues los juego en streaming.

Nvidia GeForce NOW: Lo peor

Cuando el Wi-Fi está siendo usado por muchas personas a la vez termina pasando esto. No ocurre muy a menudo, pero cuando pasa te acuerdas del streaming.

  • De momento no tenemos acceso a streaming en 4K ni HDR: Si juegas en el móvil, tablet y ordenador portátil no es un gran problema, e incluso en una televisión grande (en mi caso, de 65 pulgadas) vas a tener una buena experiencia, pero sería mucho mejor si pudiésemos disfrutar de 4K.
    • La Nvidia Shield TV Pro de 2019 se actualizó recientemente para soportar escalado de juegos a 4K a 60 imágenes por segundo, pero es el único dispositivo de televisión capaz de hacerlo (estaría bien que la Shield 2019 básica también pudiera).
  • Jugar con Wi-Fi a veces puede ser frustrante: Incluso estando a un metro y con buena conexión, en el momento que haya varias personas utilizando el Wi-Fi en casa se producen interferencias con pérdida de paquetes, y molesta muchísimo. Entiendo que dependerá de la casa y router de cada uno y que si tienes un router que priorice el tráfico de juegos no debería ocurrir, pero al menos en mi experiencia cuando sucede es muy molesto. No nos ha pasado con mucha frecuencia y cuando pasa no es mucho tiempo, pero lo justo para mencionarlo.
  • No está todo el catálogo de las tiendas de videojuegos: Sabemos que no es culpa de Nvidia y que la compañía hace todo lo posible porque el catálogo sea lo más amplio posible, pero si no tienes a mano el catálogo de juegos completo de tus tiendas digitales preferidas no puedes dejar el PC como herramienta de juegos.
  • Necesidad de una tarifa de datos potente para disfrutar de la más absoluta libertad: Tampoco es un problema de Nvidia y está más ligado al juego en streaming en general, pero para poder desentenderte y disfrutar en cualquier lugar vas a necesitar una tarifa de datos ilimitada. No es imprescindible si allá donde vayas tienes Wi-Fi, pero si te acostumbras al streaming vas a querer jugar en cualquier lugar.

No es el futuro del gaming ni un sustituto de nada, sino una nueva forma de seguir disfrutando de los videojuegos

Aunque la mejor forma de disfrutando es mediante suscripción, también puedes usar el streaming de Nvidia gratis, aunque con algunas restricciones.

Al contrario que mi compañero Fernando, que en su experiencia de streaming tiene claro que él no quiere una consola, tras probar a fondo GeForce NOW yo no siento que vaya a abandonar mi PC por el streaming, pero si contemplo un presente en el que en la mayoría de ocasiones que quiero jugar ya no estoy forzado a irme a mi espacio de juegos habitual. Al principio de esta prueba era muy reticente, pero conforme jugaba más y más me ha terminado convenciendo.

La libertad de juego que ofrece GeForce NOW ha cambiado para siempre mi relación con las consolas y el juego móvil. Tanto esta como el resto de plataformas aún tienen mucho por mejorar, pero vivimos en una época en la que el streaming ya es viable.

Es usual ver cómo usuarios de PC o consolas desprestigiar a los móviles como una plataforma de juegos inferior, mientras que olvidan que el streaming abre las puertas a disfrutar de nuestros juegos preferidos en cualquier lugar o de punto de entrada a personas que igual no pueden permitirse comprar una consola y gracias al streaming ahora pueden disfrutar de una buena experiencia.

Porque al final del día, lo que nos debe unir como gamers no es la plataforma que decidamos elegir, sino la pasión por los videojuegos. Y mientras más opciones, más podremos disfrutar de este magnífico arte.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis Xiaomi Mi 11
Android 11, Xiaomi y MIUI 12
Analizamos Android 11 en móviles de Samsung
Análisis PocoPhone POCO M3
Análisis Samsung Galaxy S21 Ultra
Análisis Samsung Galaxy A42
Probamos los Samsung Galaxy S21
Análisis Xiaomi Redmi Note 9T
5+1 móviles Android de menos de 300 euros para regalar
KOMOBI City y KOMOBI Pro
Análisis de Android 11 en móviles Vivo
Análisis Amazfit Bip U
La realidad de los móviles de gama media de 800 euros
Análisis realme 7 5G
Análisis LG Wing

Lo más visto

Cómo usar y configurar el ecualizador en YouTube Music
Spotify te dejará reproducir la música guardada en tu móvil