Samsung Galaxy S21 Ultra, análisis: rozando el límite

Samsung Galaxy S21 Ultra, análisis: rozando el límite

Hemos probado el que es el mejor móvil de Samsung, el Samsung Galaxy S21 Ultra, un terminal que tiene poco margen para ser mejor.

En un movimiento algo inesperado, Samsung anuncio sus nuevos Galaxy S21 este mismo mes de enero, mucho antes de lo que se esperaba. La intención era dejar claro cual sería la vara de medir de este año, el Samsung Galaxy S21 Ultra.

Este modelo se pondrá a la venta en España el día 29 de enero a un precio que parte de los 1259 euros para el modelo con 128 GB de memoria interna. Nosotros hemos estado probando la unidad con 256 GB de almacenamiento, que tiene los mismos 12 GB de RAM. Hay que recordar que hay otra de 512 GB con 16 GB de RAM.

Ninguna de ellas tiene cargador o auriculares en la caja, aunque se pudiera pensar lo contrario.

Características Samsung Galaxy S21 Ultra

  • Pantalla:
    • Tamaño: 6,8 pulgadas.
    • Tecnología: Infinity-O-Edge AMOLED.
    • Resolución: WQHD+ (3200 x 1440 píxeles).
    • Tasa de refresco máxima 120 Hz.
  • Procesador:
    • Exynos 2100 (Europa).
    • Snapdragon 888 (Estados Unidos).
  • Memoria:
    • RAM: 12 / 16 GB.
    • Almacenamiento: 128/256/512 GB.
  • Cámaras traseras:
    • Sensor principal: 108 Mpx ( f/1.8, 79 °, 24 mm, 1 / 1.33″, 0.8 µm, OIS).
    • Ultra gran angular: 12 Mpx (f/2.2, 120 °, 13 mm, 1 / 2.55″, 1,4 µm, AF).
    • Telefoto: 10 Mpx (f / 2,4, 35 °, 72 mm, 1 / 3,24″, 1,22 µm, OIS)
    • Telefoto: 10 Mpx (f / 4,9, 10 °, 240 mm, 1 / 3,24″, 1,22 µm, OIS).
    • Otros: zoom óptico híbrido de 3 y 10 veces, enfoque automático (PDAF, AF láser), flash.
  • Cámara frontal:
    • 40 Mpx (f / 2.2, 80 °, 1 / 2.8 «, 0.7 µm, 25 mm, AF).
  • Vídeo:
    • 7680 x 4320 píxeles (30 fps, 8K UHD), 3840 x 2160 píxeles (30/60 fps, 4K UHD), 1920 x 1080 píxeles (30/60/240 fps, FHD), 1280 x 720 píxeles (960 fps, HD),
    • Formatos: MP4, M4V, 3GP, 3G2, WMV, ASF, AVI, FLV, MKV, WEBM.
  • Conectividad: 5G, 4G LTE, Bluetooth 5.0, USB tipo C, NFC, WiFi AX, GPS, GLONASS…
  • Sensores:
    • Sensor de huellas ultrasónico bajo pantalla.
    • Acelerómetro, detección de proximidad, giroscopio, brújula, sensor de pasillo, sensor de brillo, UWB.
  • Batería:
    • 5.000 mAh.
    • Carga rápida 25 W.
    • Carga inalámbrica Qi de 15 W.
    • Carga inalámbrica inversa de 4.5 W.
  • Dimensiones: 165,1 x 75,6 x 8,9 mm.
  • Peso: 228 gramos.
  • Otros:
    • Resistencia al agua hasta IP68.
    • Wireless PowerShare.
    • DeX.
    • Reconocimiento facial.
    • Soporte S Pen.
  • Sistema operativo:
    • Android 11 con One UI 3.1.

Enorme, pesado… pero bonito

Hemos llegado a un momento en el que los fabricantes apenas intentan que sus móviles sean ligeros, al menos cuando hablamos de los más potentes. El año pasado Samsung presentó el Samsung Galaxy S20 Ultra, un aparato grande y con un peso que superaba los 220 gramos. En 2021 esta jugada se repite, y es lo primero que llama la atención al coger el terminal.

Dicho eso, el S21 no es un móvil incómodo, la curvatura de las esquinas hace que no moleste en la mano y lo único que choca un poco es el saliente del módulo de cámara cuando lo cogemos en horizontal.

En la parte frontal no vemos muchos cambios, con una perforación en la pantalla para poder alojar la cámara delantera y con unos marcos muy contenidos. Igualmente sutil es la curvatura de los lados mayores de la pantalla, que apenas se nota.

En el lateral izquierdo el marco de metal no se interrumpe en ningún momento y en el derecho tenemos los dos botones de volumen y el de encendido. En la parte superior hay dos micrófonos y en la inferior tenemos la bandeja para dos tarjetas de teléfono (no hay espacio para microSD), el conector USB C y el altavoz principal.

Samsung ha vuelto a poner un segundo altavoz en el auricular, junto a la zona superior de la pantalla. Esto en sí es algo positivo, pero se nota que no tiene la misma potencia que el inferior, algo que nos gusta de otros modelos.

En la parte trasera llama la atención el color elegido por la empresa, un negro mate muy elegante y que hace que las huellas apenas se noten. El módulo de cámara también es un elemento diferenciador, con sus cuatro sensores, el flash y el enfoque láser.

Todo el frontal, y también la parte trasera, está protegido con Gorilla Glass Victus, el último cristal protector de la empresa Corning.

Potencia con control, el pack completo

El rendimiento de los Galaxy S pocas veces se ha puesto en duda. Incluso en las versiones europeas que usan el nuevo Exynos 2100 hemos podido comprobar que el desempeño es extremadamente alto.

En juegos exigentes el sistema ha activado por defecto la mayor capacidad gráfica y sonora, y en ningún momento hemos visto que el móvil se haya visto comprometido.

Además, se notan los 12 GB de RAM, que permiten dejar en segundo plano durante mucho tiempo incluso apps muy exigentes y pesadas.

Solo hemos tenido problemas con Golf Battle, un juego casual que se ha cerrado de forma inesperada algunas veces. Es la única aplicación que ha fallado y creemos que puede ser debido a la falta de optimización de la misma ya que el resto de juegos y apps se han ejecutado correctamente.

En cuanto a la conectividad, hemos de hablar muy bien de la velocidad de la red Wifi, con una capacidad de descarga a la altura de las mejores. Eso si, no hemos usado más que puntualmente el 5G y es que la cobertura es escasa incluso en el centro de ciudades grandes como Sevilla.

También disponemos de eSIM, pudiendo usar una tarjeta física y este sistema o bien dos tarjetas físicas, pero no usar tres líneas a la vez.

Una pantalla de primera división

Al contrario de lo que ha hecho en los S21 y S21 Plus, en el S21 Ultra Samsung no ha dado un paso atrás con respecto a lo que hizo en 2021. Muy al contrario, ha dado varios pasos hacia adelante.

Para empezar, ha disminuido muy ligeramente la diagonal hasta las 6.8 pulgadas. Habiendo mantenido la resolución de 3200 x 1440 px, ahora la densidad de píxeles es algo mayor. Pero no es eso lo notable. Si que lo es que podamos usar esa resolución con la tasa de refresco máxima, de hasta 120 Hz.

Eso si, el refresco es adaptable por lo que es el sistema el que determina si se sube a los 120 Hz o se baja, en función de lo que hagamos, lo que ayuda a ahorrar batería. Nuestra sensación es que si bien se nota la diferencia, no lo hace tanto como en modelos con pantallas OLED que fuerzan esos 120 Hz en todo momento.

La calidad del panel es sobresaliente y el brillo máximo incluso se ha aumentado, nada menos que a 1500 nits. Eso hace que sea posible ver la pantalla en, literalmente, cualquier escenario que se nos ha ocurrido.

El sensor de huellas en pantalla es una de las grandes mejoras de este móvil. Este es el primer terminal en implementar el nuevo modelo de Qualcomm, y la verdad es que se nota mucho.

En velocidad quizás no llegue a alcanzar a otros modelos ópticos, pero ahora es una opción en el día a día, y no lo sustituimos por el desbloqueo facial como hemos hecho en otros modelos de Samsung.

Esta pantalla es compatible con el SPen de Samsung, aunque nosotros no hemos podido probarlo.

Se acabó elegir: cámaras buenas y versátiles

Los más aficionados a la telefonía móvil suelen valorar mucho las cámaras de los Pixel y de los iPhone por su excelente procesado a la hora de mostrar las fotografías de forma realista. Si hay una empresa entre las muchas que hay creando móviles Android que puede plantarles cara, esa es sin duda Samsung. Atrás quedaron las imágenes demasiado saturadas o la carencia de sensores u opciones.

Por primera vez Samsung ha creado un sistema de cámaras que no solo es tremendamente versátil, sino que ofrece una calidad incuestionable.

Sistema de cámaras

  • Cámaras traseras:
    • Sensor principal: 108 Mpx ( f/1.8, 79 °, 24 mm, 1 / 1.33″, 0.8 µm, OIS).
    • Ultra gran angular: 12 Mpx (f/2.2, 120 °, 13 mm, 1 / 2.55″, 1,4 µm, AF).
    • Telefoto: 10 Mpx (f / 2,4, 35 °, 72 mm, 1 / 3,24″, 1,22 µm, OIS)
    • Telefoto: 10 Mpx (f / 4,9, 10 °, 240 mm, 1 / 3,24″, 1,22 µm, OIS).
    • Otros: zoom óptico híbrido de 3 y 10 veces, enfoque automático (PDAF, AF láser), flash.
  • Cámara frontal:
    • 40 Mpx (f / 2.2, 80 °, 1 / 2.8 «, 0.7 µm, 25 mm, AF).

Sensor principal

La cámara principal de este modelo usa un sensor de 108 Mpx, pero no es el mismo que el que hemos visto hasta ahora, sino uno de tercera generación, el ISOCELL HM3.

Este sensor nos da unas imágenes de gran calidad con una buena nitidez, un gran rango dinámico, un HDR nada exagerado y un contraste muy controlado, algo que hemos echado en falta en modelos de menor categoría en ocasiones.

Gran angular

El gran angular dispone de un sensor de 12 Mpx y de día funciona muy bien, permitiendo incluso la grabación de video en 4K a 60 fps. Eso sí, de noche la calidad baja lo suficiente como para darnos cuenta.

Sobre todo se aprecia en las luces y en las zonas más planas de las imágenes.

Dos telefotos

La sorpresa mayor viene en forma de doble zoom óptico, algo que hemos visto en muy pocos modelos. Esto permite tener un zoom de 3 aumentos para los retratos o fotos relativamente cerca y además uno de 10 aumentos para fotografía de paisaje, arquitectura.

Solo el Huawei P40 Pro Plus puede presumir de un sistema similar.

Podemos grabar vídeo con ambos objetivos y si bien la estabilización es buena, lo suyo en ese caso es no estar andando, sino parados.

En general tenemos una buena calidad de imagen, de colores y de equilibrio entre lentes y con vídeo de gran calidad tanto de día como de noche. No llega en este ultimo caso al nivel del Vivo X51, pero se queda cerca.

En cuanto al software, llama la atención la ausencia del modo macro, pero no es algo que nos parezca, ni de lejos, un problema. Además, si nos acercamos mucho el móvil es capaz de enfocar del mismo modo que lo haría con un modo macro dedicado.

Tenemos funciones nuevas como el Modo Director, que nos permite grabar con la cámara delantera y una de las traseras a la vez.

Samsung Galaxy S21 Ultra, análisis: rozando el límite

También llama la atención en la interfaz la cuadrícula de estabilización que aparece cuando usamos un zoom muy elevado. Cuando se remarca en amarillo nos permite hacer fotos a gran distancia dado que tenemos un zoom de hasta 100x.

Como podéis ver en la galería, la calidad de las tomas en prácticamente cualquier circunstancia es muy elevada. Si bien en algunas ocasiones se echa en falta un detalle mayor, como en el gran angular, o un mejor modo noche, el aspecto fotográfico es uno de los más destacados de este modelo, y uno de los motivos para comprarlo.

Una gran autonomía con una carga rápida anticuada

Uno de los pocos aspectos en los que Samsung tiene capacidad de mejora es en la velocidad de carga. Los 5000 mAh de esta batería se pueden rellenar solo a 25W con un cargador compatible.

Esto plantea un problema y es que si bien se puede usar cualquier cargador USB C la velocidad de carga no será la esperada en algunas ocasiones.

Nosotros hemos probado un cargador universal de 10W y funciona bien, pero al usar uno propio de OPPO con carga de hasta 65W hemos visto que no aumenta la velocidad de carga. El motivo es que diferentes fabricantes usan diferentes protocolos de carga rápida, y eso nos obliga a tener un cargador compatible con los 25W del S21 Ultra. Es decir, necesitamos un cargador compatible con el Power Delivery de 25 W.

En la primera prueba de batería hemos querido exprimir la pantalla al máximo, con la resolución QHD+ y la tasa de refresco en modo adaptado, es decir, llegando a los 120 Hz cuando sea posible. Hemos alcanzado las 5 horas de pantalla con 26 horas de autonomía total.

En la segunda prueba de batería hemos mantenido la misma configuración de pantalla, aunque hemos escuchado mas música y hecho más fotos. Hemos superado ligeramente las 5 horas de pantalla con 23 horas de autonomía total.

En la tercera prueba de batería hemos bajado la resolución de la pantalla a FHD+ y la tasa de refresco a 60 Hz. Hemos usado el móvil mayormente en interiores, bajo Wifi. Hemos llegado a las 6 horas de pantalla con 28 horas de autonomía total.

No olvidemos mencionar la presencia de carga inalámbrica de hasta 15W y carga inalámbrica reversible de 4.5 W.

Lo único malo de la interfaz del Samsung Galaxy S21 Ultra es extraño

Samsung Galaxy S21 Ultra, análisis: rozando el límite

Los S21 son los primeros móviles de Samsung que vienen con Android 11 y con One UI 3.1, la última versión de su interfaz gráfica.

Gracias a ello tenemos las nuevas funciones que ya os contamos en este analisis pero, de forma llamativa, falta una de ellas.

Samsung Galaxy S21 Ultra, análisis: rozando el límite

Uno de los aspectos negativos es que, por alguna razón, Samsung ha decidido no implementar el menú nuevo de encendido que tiene Android 11. Marcas como Vivo u OPPO lo ha hecho, permitiéndonos controlar la domótica de la casa o los pagos desde este acceso.

Samsung solo permite desactivar Bixby de ese botón, lo mismo que teníamos en modelos anteriores. Una pena.

Tampoco se ha integrado el módulo de reproducción de audio, para música, podcasts y demás, en los iconos de acceso directo de las notificaciones, apareciendo como siempre como una tarjeta más.

Eso sí, sí que se apilan las apps de este estilo, así que si usáis Spotify y una app de podcasts, como Pocketcasts, estarán en un mismo módulo, pudiendo ir de una a otra deslizando.

Samsung Galaxy S21 Ultra, análisis: rozando el límite

Y, por fin, se nos permite usar Discover de Google. Para activarlo hay que ir al menú de configuración de escritorios, al que accedemos mediante un pellizco en pantalla, y desplazarnos a la zona izquierda.

Ahí se nos dará la opción de encenderlo o apagarlo así como de seleccionar Discover o Samsung Free, la alternativa del fabricante.

Samsung Galaxy S21 Ultra, análisis: rozando el límite

Otro de los cambios menores, pero que se agradecen, es el menú de volumen, que aparece en un lateral en vez de en la zona superior, como antes, lo que hace más cómodo el control sin mover la mano de su posición.

El Samsung Galaxy S21 Ultra toca el cielo

Samsung suele acertar a la hora de diseñar móviles de gama alta, pero pocas veces lo hace tanto. El Galaxy S21 Ultra no es perfecto por alguna carencia menor, por el peso o el tamaño, que no es para todos los públicos, pero es un móvil muy bueno.

No podemos olvidar que, pese a que el precio de partida de este modelo es inferior al de su antecesor, hemos perdido cosas. No hablamos de cambios como la eliminación de la microSD, sino de la ausencia de cargador, como ya hemos dicho, y también de los auriculares.

La verdad es que cada vez es más normal tener un par en casa, con cable o inalámbricos, pero muchos valoran el tener un segundo par para ciertas ocasiones o dejarlos en algún lugar concreto.

Al menos de forma promocional podemos llevarnos un par de Samsung Galaxy Buds Pro (y una Samsung SmartTag) al reservar el S21 Ultra como promoción de lanzamiento.

El Samsung Galaxy S21 Ultra es una propuesta muy sólida y rotunda

En definitiva, este Galaxy S21 Ultra es un refinamiento de lo que vimos en año pasado, un modelo que solo empeora aspectos como el relacionado con la microSD o los accesorios, pero que lanza una propuesta al mercado que será la vara de medir para el resto de marcas. Ahora es su turno.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis Xiaomi Mi 11
Android 11, Xiaomi y MIUI 12
Analizamos Android 11 en móviles de Samsung
Análisis PocoPhone POCO M3
Análisis Samsung Galaxy S21 Ultra
Análisis Samsung Galaxy A42
Probamos los Samsung Galaxy S21
Análisis Xiaomi Redmi Note 9T
5+1 móviles Android de menos de 300 euros para regalar
KOMOBI City y KOMOBI Pro
Análisis de Android 11 en móviles Vivo
Análisis Amazfit Bip U
La realidad de los móviles de gama media de 800 euros
Análisis realme 7 5G
Análisis LG Wing

Lo más visto

Nuevo Vivo X60 Pro Plus: características, precios…
El OnePlus Nord N10 en Amazon España a sólo 149 euros