Que Google hiciera juegos para Stadia nunca tuvo sentido y al fin se han dado cuenta

Que Google hiciera juegos para Stadia nunca tuvo sentido y al fin se han dado cuenta

Google ha anunciado que dejará de producir juegos para Stadia, una noticia que puede parecer impactante pero que tiene más sentido del que parece.
1/02/2021 a las 20:55 UTC · Ivan Peñalba Solís
En:

Google Stadia ha demostrado ser una de las tecnologías de streaming de videojuegos más punteras, siendo una de las mejores plataformas para disfrutar de títulos como Cyberpunk 2077 (incluso en tu móvil). Sin embargo, se trata de una plataforma que aún es joven y que desde luego era susceptible a todo tipo de cambios.

Hoy conocemos uno que quizás a muchos jugadores les impacte, y es que Google ha decidido recortar en el que sería uno de los pilares clave para muchos de los jugones, pero que si lo pensamos fríamente, tampoco tiene demasiada trascendencia.

Google dejará de invertir en desarrollos propios

Google arrancó Stadia en 2019, un año antes que la llegada de las consolas de nueva generación. La plataforma de streaming de videojuegos llegó cargada de ambiciones, con grandes promesas en su integración con YouTube, la posibilidad de compartir partidas con un simple enlace y herramientas de desarrollo que permitirían crear excelentes juegos.

Uno de los aspectos más destacados fue la creación de un estudio de desarrollo propio mediante el cual crearían títulos exclusivos para Stadia. Conforme han pasado los meses, Google se ha dado cuenta de que crear videojuegos es muy costoso a nivel económico, y el coste de estos desarrollos crece de manera exponencial. A razón de ello, han decidido dejar de invertir en su propio estudio, el cual finalizará los proyectos activos y que conforme terminen serán transferidos a otros equipos dentro de la compañía.

Stadia no tendrá juegos first party desarrollados por la propia compañía. Para el jugador tradicional esto es una situación terrible, ya que históricamente son este tipo de juegos los que tienen la mayor responsabilidad a la hora de que un jugador se decante por una consola u otra. Lo que en un principio parece algo muy negativo, por otro lado es una decisión más sabia de lo que parece.

La magia de los exclusivos y su nulo impacto en la nube

Cuando Google entró en el negocio de los videojuegos quiso comenzar desde una base consolidada, motivo por el que persiguieron tener sus propios estudios. Las consolas de Nintendo se venden por los juegos de Nintendo, y lo mismo pasa con PlayStation y Xbox. Para vender muchas consolas (y sacar tajada de las ventas de juego de cada una de ellas) es necesario tener juegos a los que no puedes jugar en otras plataformas.

Este modelo funciona muy bien en consolas porque, al tener que invertir cientos de euros en una, este termina comprometiéndose y jugando a todo en esa consola durante varios años. Una regla que parecía inalterable en el mundo del gaming pero que en el streaming de videojuegos no tiene tanto sentido.

Una de las ventajas del juego en la nube es que la barrera de entrada es ridícula. Puedes tomar tu móvil, televisión o viejo ordenador y lo máximo que tendrás que comprar para jugar será un mando (o ni eso, si juegas con teclado, ratón o mandos que ya tengas en casa). Del mismo modo, la ausencia de barrera de entrada impide que la estrategia de los exclusivos funciones.

El mejor caso posible para Google con un título exclusivo es que venda relativamente bien, y hasta luego. Un ejemplo claro es Gylt, que puedes llegar a Stadia, comprarlo, jugarlo y cuando te lo pases, no volver a abrir Stadia en tu vida. Sí, es cierto que Google ha conseguido beneficio al vender el juego, pero una exclusiva así no le aporta el beneficio que le aportaría a una consola.

¿Por qué enfocarte en lo que no sabes hacer cuando puedes destinar tus recursos en potenciar en lo que ya eres bueno?

En 2021, estamos expandiendo nuestros esfuerzos para ayudar a los desarrolladores de videojuegos y distribuidores para tomar ventaja de la tecnología en nuestra plataforma para ofrecer mejores juegos. Vemos que es una gran oportunidad para trabajar con nuestros socios para buscar una solución de juegos construida en la avanzada infraestructura de Stadia y las herramientas de desarrollo. Creemos que es el mejor camino para convertir a Stadia en un negocio sostenible a largo plazo que ayude a crecer a la industria.

Este mensaje de Google nos deja claro que desde su lanzamiento han intentado construir un ecosistema completo de juegos para darse cuenta de que no tienen que seguir los convencionalismos de la industria de videojuegos. Google es una empresa de servicios en internet, no una compañía de videojuegos. Su fortaleza y sentido en la industria está en ofrecer una plataforma y herramientas lo más punteras posibles que permitan que los que ya saben hacer videojuegos geniales puedan dedicarse a eso, a crear videojuegos geniales. Podrían seguir el camino de Microsoft, pero necesitarían décadas y ya no pueden hacerse con las decenas de estudios que Microsoft ha comprado durante estos años.

Al final del día, juegos como Cyberpunk 2077 han hecho mucho más por la expansión de Stadia que Gylt u Orc Must Die 3, juegos que son divertidos pero que no juegan en la misma liga.

Mostrar comentarios
Vídeos El Androide Libre
Análisis Xiaomi Mi 11
Android 11, Xiaomi y MIUI 12
Analizamos Android 11 en móviles de Samsung
Análisis PocoPhone POCO M3
Análisis Samsung Galaxy S21 Ultra
Análisis Samsung Galaxy A42
Probamos los Samsung Galaxy S21
Análisis Xiaomi Redmi Note 9T
5+1 móviles Android de menos de 300 euros para regalar
KOMOBI City y KOMOBI Pro
Análisis de Android 11 en móviles Vivo
Análisis Amazfit Bip U
La realidad de los móviles de gama media de 800 euros
Análisis realme 7 5G
Análisis LG Wing

Lo más visto

Cómo desactivar los nuevos grupos de pestañas de Google Chrome
Google añade información extra a los resultados de búsqueda